¡ Felíz Navidad para todos !

Queridos amigos,

Les escribo hoy para compartir con uds. las vísperas de la celebración de un nuevo nacimiento de Jesús.

Nos quedan aún unas horas para celebrar en familia la Nochebuena. Me imagino que hoy muchos de uds. seguirán muy ocupados preparando la comida de la noche, comprando los últimos regalos y haciendo algunos llamados o escribiendo con cariño a los seres queridos que no pasarán la noche con uds.

Quiero compartir con uds. algunas reflexiones, para que las puedan tener presentes hoy si tienen tiempo de leerlas o en el futuro, si las consideraran de utilidad.

Como siempre, la de hoy será una noche especial, con muchos matices, algunos alegres y agradables, pero también para muchos de uds. y para mí tendrá un dejo de tristeza y nostalgia.

Esta noche será ideal para disfrutar a nuestros seres queridos más grandes, sabiendo que puede que no sean muchas Nochebuenas más las que podamos compartir con ellos. Será un muy buen momento para expresarles mucho afecto y amor, y si fuera el caso, dejar de lado al menos por hoy los posibles desencuentros, broncas y enojos, y celebrar juntos en paz !!!!!

También será una oportunidad para recordar a nuestros afectos que ya no están físicamente con nosotros. Aunque su ausencia nos produzca tristeza, es agradable sentirlos hoy un poco más cerca, más presentes, pensando que están en el Cielo. En medio de la tristeza y un posible dolor que puedan sentir hoy, les deseo que puedan sentir el consuelo y la esperanza  de que en algún momento los volverán a encontrar. A mí me alivia mucho el dolor y la pena.

De acuerdo a cómo los vivamos, hoy y mañana podrán ser días muy especiales para nuestra vida espiritual y religiosa futura.

Una buena confesión nos puede ayudar a sentir paz de espíritu y a predisponernos mejor para recibir más intensamente a Jesús una vez más.

Reflexionar sobre el lugar que ocupa Jesús en nuestra vida espiritual, y pensar qué queremos a futuro de esa relación de amor y amistad también podrá ser muy importante para nuestra vida interior en un nuevo año próximo a iniciarse. Sentirlo a Jesús vivo junto a nosotros, acompañándonos en nuestro peregrinar terrenal es una gracia, pero pensemos que nuestra actitud y compromiso interior también tienen una gran importancia si deseamos tener una relación cercana con Él.

Les deseo de todo corazón de que ésta nueva Navidad renueve sus almas y los acerque más afectivamente a las personas con los cuales tengan algunas dificultades, para que puedan regalarles amor a todos sus seres queridos, y que se propongan o renueven su compromiso de ser buenos y generosos con sus prójimos, siguiendo el ejemplo de Jesús y sintiendo su presencia y cercanía amorosa para que los inspire.

¡¡¡ Que Dios los bendiga a todos !!!!

Besos y abrazos para todos,

Javier Serrano

24 de Diciembre 2014

Renacer en el Duelo. Cuando muere un ser querido – M. Bautista

Renacer en el Duelo

 

Renacer en el Duelo

Cuando muere un ser querido

de Nora y Daniel Sitta y Mateo Bautista

Nora y Daniel, un matrimonio al que se le murió su hijita, y el P. Mateo Bautista ponen a nuestro alcance un sugerente testimonio de fe en la vida y ofrecen subsidios teóricos y prácticos que ayudan a elaborar positivamente el duelo.   112 páginas –

El Duelo. Cómo elaborar positivamente… – Arnaldo Pangrazzi

El Duelo - Cómo elaborar positivamente

 

El Duelo.

Cómo elaborar positivamente las pérdidas humanas

de Arnaldo Pangrazzi

El crecimiento de toda persona está unido a su capacidad de elaborar los duelos e integrar nuevas conquistas. No podemos elegir las pérdidas pero sí qué actitud tomar ante ellas. Una contribución de solidaridad y de esperanza.

160 páginas –

En la muerte de un ser querido – Amelia Donnini y M. Bautista

En la muerte de un ser querido

En la muerte de un ser querido

de Amelia Donnini y Mateo Bautista

Breve escrito que surge del deseo de acompañar y ayudar a los familiares y amigos en los momentos inmediatos al fallecimiento de un ser querido. Hay que transformar el sufrimiento en camino de esperanza y crecimiento.
32 páginas –

Resurección – Grupo de ayuda para familiares en Duelo – M. Bautista

Resurrección - Grupo de ayuda para familiares en Duelo

RESURRECCIÓN – Grupo de ayuda para familiares en duelo

de Mateo Bautista

En un sencillo texto, este pequeño pero informativo folleto introduce el tema del duelo con pistas para su comprensión y análisis, y luego propone constituirse en una ayuda-guía para aquellos que deseen iniciar el grupo  Resurrección como servicio a los miembros de la comunidad en duelo.

64 páginas –

Vivir como resucitados – Jesús y el Duelo – Mateo Bautista

Vivir como resucitados

Vivir como resucitados

Jesús y el duelo

de Mateo Bautista

Esta obra nos brinda una profunda reflexión sobre el maravilloso relato de San Lucas de los dos discípulos en duelo, camino a Emaús, que experimentaron a Jesús resucitado. El deseo del autor es ayudar a aquellos que se encuentran en duelo y enseñarnos a todos a vivir como resucitados para poder amar en verdad y en libertad.

64 páginas –

Sanar la muerte de un ser querido – M. Bautista y C. Bazzino

 

Sanar la muerte de un ser querdio

Sanar la muerte de un ser querido

de Mateo Bautista – Cecilia Bazzino

Todo duelo es fruto de un amor herido. Sanar nuestras heridas abiertas es elaborar positivamente los duelos. Es todo un desafío, es el camino para vivir felizmente, no para sobrevivir.

Acompañar activa y eficazmente con una sana relación de ayuda, en el proceso del duelo, es toda una sabiduría y todo un arte, expresión sublime de la solidaridad humana y de la compasión, testimonio de una fe madura y de pleno sentido de comunión eclesial. No olvidemos que quien está en duelo necesita luz, calor, desahogo, escucha, acompaña-miento, sentido y fe.

Estas páginas desean aportar subsidios de relación de ayuda para todo tipo de duelos pero van a centrarse, preferentemente, en la muerte de un ser querido.
Tienen también como objetivo servir de información y formación para los coordinadores de los grupos de mutua ayuda, para los agentes de pastoral del duelo y para los que, en la actitud del buen samaritano, quieran aproximarse cualitativamente hacia quien tiene su existencia en vilo por el sufrimiento.  126 páginas –

Sufrimiento, duelo y sanación – Mateo Bautista

 

Sufrimiento - Duelo y Sanación

Sufrimiento, duelo y sanación

de Mateo Bautista            Editorial Verbo Divino

Elaborar bien los duelos, todo tipo de duelos, es una necesidad, un desafío y todo un arte. En definitiva es hacer salud y calidad de vida.

El presente libro quiere, con el aporte de estos breves pensamientos y gráficos, que transitemos mejor y cuanto antes el camino de nuestro sufrimiento-duelo-sanación y nos enriquezcamos con el arte de la relación de ayuda..    53 páginas –

Orando por nuestros seres queridos – Mateo Bautista

Orando por nuestros seres queridos

 

Orando por nuestros seres queridos 

Novenario de difuntos –

de Mateo Bautista      Editorial San Pablo

 

Aún con fe, los adioses y los duelos son difíciles. La fe no elimina el sufrimiento, lo ilumina, para transformarlo en crecimiento.

Las páginas de este libro son un subsidio pastoral para los animadores de un novenario de difuntos como también para celebrarlo personalmente en casa, en la intimidad..78 páginas

Cuentos para elaborar el Duelo – Edit. Verbo Divino

Cuentos para elaborar el Duelo - Divino Rostro - a

de Mateo Bautista            Editorial Verbo Divino    

Elaborar sanamente los duelos, todo tipo de duelos, es una necesidad, un desafío y todo un arte. Tarea nada fácil pero no imposible.

Este libro quiere, con el aporte de estos cuentos, historias, relatos mitológicos y temas bíblicos, que transitemos mejor y cuanto antes por el camino arduo de nuestro sufrimiento-duelo-sanación y nos enriquezcamos con el arte de la relación de ayuda en el duelo. 

Cuentos para elaborar el Duelo – Edit. San Pablo

Cuentos para elaborar el Duelo - San Pablo

Cuentos para elaborar el duelo

de Mateo Bautista

Elaborar sanamente los duelos, todo tipo de duelos, es una necesidad, un desafío y todo un arte. Tarea nada fácil pero no imposible.

Este libro quiere, con el aporte de estos cuentos, historias, relatos mitológicos y temas bíblicos, que transitemos mejor y cuanto antes por el camino arduo de nuestro sufrimiento-duelo-sanación y nos enriquezcamos con el arte de la relación de ayuda en el duelo. 
Editorial San Pablo

 

Grupo Resurrección – Contactos por localidad

grupo_resurreccion@hotmail.com

A partir de información tomada en internet a mediados del año 2.014.

Chequear si los contactos se mantienen vigentes al momento de la consulta.

Ciudad de Buenos Aires

Coordinador Dirección Tel. particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia/Capilla
Acerbo, Lilia  Fray Justo Santa María de Oro 2760 (011) 4790-3981 (011) 4778-0249 ltaboada@cponline.org.ar Centro de Espiritualidad Santa María 
Carella, Carmen México 2745 (011) 4827-4948 (011) 4957-4763   María Madre del Redentor 
Carella, Carmen Guatemala 4168 (011) 4827-4948 (011) 4824-0270 Nuestra Señora de Guadalupe
Cobos, Alicia Bermudez 2011 (011) 4642-4902 (011) 4567-4596   San Pedro Apóstol
Leloir, Victoria Fray Justo Santa María de Oro 2760 (011) 47780249  (011) 4812-8189 victorialeloir@hotmail.com Centro de Espiritualidad Santa María 
Maldonado, Martín Av. Rivadavia 4879 (011) 4921-5196 (011) 4901-1811 correodetinchogm@hotmail.com Nuestra Señora de Caacupé
Pailhe, Cecilia Av. Rivadavia 4879 (011) 4981-7296 (011) 4901-1811 ce958@hotmail.com Nuestra Señora de Caacupé
Ronqui, Clara Díaz Vélez 4850 (011) 4982-0492 (011) 4982-9718 ronqui@fullzero.com.ar Nuestra Señora de los Dolores
Soula, Nora de Av. Del Tejar 4127 (011) 4542-8354 (011) 4541-9935 norasoula@msn.com Sagrada Familia

 

Provincia de Buenos Aires

Coordinador Dirección Tel. particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia/ Capilla
Acerbo, Lilia Albarellos 1001 – Martinez (011) 4790-3981 (011) 4508-8513 ltaboada@cponline.org.ar Niño Jesús de Praga
Albarracín, Graciela Las Heras y Chile. El Talar (011) 4740-5457   Medalla Milagrosa
Albarracín, Graciela Monteagudo y Av. La Paloma (011) 4740-1287   Espíritu Santo
Alvarez, Marta Justa Lima 72- Zárate (03487) 43-0184 42-3920   Nuestra Señora del Carmen
Beccari, Vito Octavio Mentarse 2000 – Haedo (011) 4650-6971 (011) 4659-6608 beccaridiego@hotmail.com Cristo Rey
Bergesio, Silvia Olivos (011) 4791-2813    
Bianchi, Claudia Olivos (011) 4718-1761 claupat03@yahoo.com.ar  
Bonino, Ana  Pellegrini 650 – Coronel Pringles (02922) 46-5574 (02922) 46-4040   Santa Rosa de Lima
Brown, María Eva Justa Lima 60- Zárate (03487) 42-1873   Nuestra Señora del Carmen
Burges, Cecilia Arduino de  Olivos (011) 4791-8939    
Hnos. San Juan de Dios Julio A. Roca 501 – Luján (02323) 4229-45   Casa Nuestra Señora del Pilar
Caglia, María Cristina 9 de Julio 87 – Marcos Paz (0220) 4771763   San Marcos Evangelista
Cancelo, Alicia Constitución 960- San Fernando (011) 4737-2678 aliciacancelo@yahoo.com.ar Nuestra Señora de Aránzazu
Chiabrando, Teresa Las Heras y Chile-Talar (011) 4740-4534 (011) 4740-5457   Medalla Milagrosa
Correto, Teresa  Luján (02323) 4232-04   San Juan de Dios
Das Airas, Mario Entre Rios 1791 – Olivos (011) 4513 – 9967 (011) 4222-3701   San Pedro y San Pablo
Deleone, Mariel Claypole (011) 4219-6670 (011) 4268- 2597   Sagrado Corazón
Dorato, Carlos Smith y Zeballos – Bernal Oeste (011) 4259-5514 (011) 4251-2523   Jesús El Niño de Belén
Fantini, Dora Fuerte Independencia 357- CP 7000-Tandil (02293) 430760 (02293) 42-3055 pelusafantini@hotmail.com Santísimo Sacramento
Fanelli, Adelina Berazategui (011) 4259-1893 (011) 4261-2293   María Madre del Pueblo
Flores, Dora Sanabria de Italia y Fernández Berruete- Pacheco (011) 4740-7873 doradoyoshua@hotmail.com Nuestra Señora de Luján
García Segunda Bolivar 53- CP 1865-San Vicente (02225) 48-1367   Capilla Santa Rita
Gonzalez, Marta de Burzaco (011) 4229-0161   Inmaculada Concepción
Guzman, Silvia Milazzo de Bella Vista (011) 4668-1566   Capilla Sagrada Familia
Irigoy, Mónica y Mario Paraná 1630- Martínez (011) 4799-1553 4513-9966 losvascos@fibertel.com.ar Nuestra Señora de la Unidad
Leiva, Graciela y Hugo Hurlingham (011) 4662-7179 (011) 4662-4082   San Juan de Dios
Leiva, Graciela y Hugo William Morris (011) 4662-3135   San Juan de Dios
López, Ana María Junín anagustavo@infovia.com.ar  
Medeiros, Blanca California y Miller   Santa Rosa de Lima
Menal, Esmeralda Constitución 960- San Fernando (011) 4744-4478   Nuestra Señora de Aránzazu
Mendaro, María Luján Entre Ríos 1791- Olivos (011) 4795-9824 (011) 4513-9967 parroquiapedroypablo@fibertel.com.ar San Pedro y San Pablo
Miccelli, Mabel Munro (011) 4756-1406 mabelmiccelli@hotmail.com  
Miller, Sandra Lago García al 2000 – Monte Grande (011) 4281-2449   Nuestra Señora del Valle
Moreno, Graciela Hurlingham – W. Morris (011) 4662-3135   San José Obrero y San Juan de Dios
Padre Eduardo Ceres Padre Doglia 29 CP B 6740 CEA -Chacabuco (02352) 42-8437   San Isidro Labrador
Padre Fabián 9 de julio 87 – Marcos Paz (0220) 477-1722   Santuario San Marcos Evangelista
Padre Sergio Ceibo 346 – El Jahuel (011) 4232-1557    
Palavecino, Margarita Santa Catalina 3950 – Gregorio de Laferrere (011) 4626-4045 margaritapalavecino@hotmail.com San Ignacio de Loyola
Padre Pablo González Tapalqué (02283) 42-0016    
Palomeque, Susana Las Heras y Chile- El Talar (011) 4740-1287 (011) 4740-5457   Medalla Milagrosa
Palomeque, Susana Paraguay 741 – El Talar (011) 4740-1287   Santísima Trinidad
Palomeque, Susana Italia y Fernandez Berruete (011) 4740-1287   Nuestra Señora de Lújan
Perez, Berta Paraguay 741 – El Talar (011) 4736-3272   Santísima Trinidad
Plós, Marta Osorio de Paraná 1630- Martínez (011) 4791-5517 (011) 4513-9966 trajo02@starmedia.com Nuestra Señora de la Unidad
Recalde, Marisa y Guillermo Paraná 1630- Martinez (011) 4717-4529 (011) 4513-9966 arecalde@sinectis.com.ar Nuestra Señora de la Unidad
Red Sanar – Grupo Esperanza Pehuajó (02396) 47-2269 parroquia@manuelita.com.ar San Anselmo
Salvat, María M. Albarellos 1001 – Martinez (011) 4802-4837 (011) 4508-8513 mmsalvat@fibertel.com.ar Niño Jesús de Praga
Sitta, Nora y Daniel  Pergamino (02477) 43-4381    
Tejerina, Zulema Coronel Pringles (02922) 46-3897 Santa Rosa de Lima
Torres, Doris Muñiz (011) 4455-0703 doristorres76@hotmail.com Nuestra Señora de Lújan
Urrutia, Dina Ferreira de Mar del Plata (0223) 49-21672 dinamdq@yahoo.com.ar  
Vázquez, Teresa Coronel Pringles (02922) 46-3127 teresapringles@hotmail.com Santa Rosa de Lima
Vázquez, Susana Pelegrini 310 – San Pedro (011) 4574-4894 susanavazquez@hotmail.com Nuestra Señora del Socorro
Vita, Mónica Mercedes (02324) 42-7672 zulemajuarez@hotmail.com San José Obrero

 

Provincia de Córdoba

Coordinador Dirección Tel. particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia/Capilla
Arias, Norma Bustos de 27 de Abril 128 – Córdoba (03571) 472-1113    
Duarte, Graciela y Juan Embalse (03571) 1568-7069 resurreccion429@hotmail.com Nuestra Señora de Loreto
Geneyer, Carolina 27 de Abril 128 – Córdoba (03571) 460-4019    
Villa María (0353) 4531-952    
Embalse (03571)15-687-069    
Padre Mora, Carlos Padre Jorge Isaac 925 – Brinkman (03562) 48-0337   San Juan Bautista
Córdoba 948  – Arias (03468)44-0226    
Padre Gabriel  San Martin 450 – Arroyito (03576) 42240  guniguni@oneup1.com.ar Nuestra Señora de la Merced
Krieger, Carmen Marín Balnearia (03563) 420151 psanjoseb@redccop.com.ar San José de Balnearia
Buenos Aires 569 – Alma Fuerte (03571) 471521    
Pbro. Chavez Alejo Ledesma   pbrchavez66@hotmail.com  
Padre Treuz Germán Sampacho

 

Provincia de Chubut

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Nestor Saavedra Casa 116 B° Comercio – Trelew (02941) 42-4922  

 

Provincia de La Pampa

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Delia E. Fernández Calle 18 Nº 450 – Gral Pico 02302-425176

 

Provincia de Río Negro

Coordinador Dirección Tel. Particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia/ Capilla
Concaro, María Antonia Viedma (02920) 42-1257 mariaantonia@rnonline.com.ar Fundación Creando Futuro
Ibañez, Olga Viedma (02920) 42-4595   Fundación Creando Futuro
Bustamante, María Esther Cardenal Cagliero 159 – General Conesa (02931) 49-8173    
Sarmiento y Rivadavia – Lamarque (02946) 49-7429    
Stassi, Rosa Villa Regina (02941) 46-5076    
Pilia, Irma Luis Beltrán   ipilia@mymcom.com.ar  
Hughes, Tomás Luis Beltrán   tomashughes@mymcom.com.ar  

 

Provincia de San Juan

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Pbro. Román Becerra General Acha 1315 – San Juan (0264) 422-2022  

 

Provincia de Santa Fe

Coordinador Dirección parroquia Tel. particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia Capilla
  1. Agostini, Héctor
Ricardo Aldao 860 – Recreo (0342) 496-0194
Fiant, Mirtha de Villa Ocampo (03482) 46-6856
Giorgio, Juan  Tapalqué (02297) 44-2087
Ríos, Laura y Carlos Santo Tomé (0342) 474-8599 carlirios2001@yahoo.com
Sioli, Fabiana y Sergio Humboldt (03496) 15-545122
Trossé, Cristina de San Jorge (03406) 44-1153

 

Provincia de Tucumán

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Ma Luisa de Manca Yerba Buena – Tafí (03381) 461-5427  

 

Provincia de Mendoza

Coordinador Dirección Parroquia Tel. particular parroquia Correo Eléctronico Parroquia/ Capilla
Grau, Marta Misiones 3067 – Ciudad de Mendoza
Homse, Marta Alzaga 7101 – Chacras de Coria – Luján
Omsi, Marta Cristina Godoy Cruz (0261) 496-1000
439-2118
 Nuestra Señora de Monserrat

 

Provincia de Santa Cruz

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
  9300 Puerto Santa Cruz   Exaltación de la Cruz

 

 

Bolivia
 

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
Padre Mateo Bautista  Santa Cruz de la Sierra (00591) 33-47-6680 Espíritu Santo

 

Uruguay
 

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Cecilia Bazzino Montevideo (005982) 99-163-770  
Italia
 

Coordinador Dirección Teléfono Parroquia
 Bove, Liliana y Vicente Ravenna (0039) 0544-33154  

grupo_resurreccion@hotmail.com

Grupo Resurrección – Temas y Objetivos de los encuentros

Temas y objetivos de los encuentros

1* TEMA : EL VALOR DE VENIR.
Objetivo: ¿Por qué vengo? ¿Para qué vengo?

2* TEMA : COMPARTO MI DUELO.
Objetivo: Necesidad de elaborar el sufrimiento.

3* TEMA : DEL SUFRIMIENTO SE SALE.
Objetivo: Sí a la vida.

4* TEMA : ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ?
Objetivo: Libertad a las preguntas y a los sentimientos.

5* TEMA : LA BRONCA.
Objetivo: Liberar la agresividad.

6* TEMA : SIENTO CULPA.
Objetivo: Sanear la conciencia.

7* TEMA : ¡ESTOY DURO CON DIOS!
Objetivo: La fe como ayuda.

8* TEMA : ¿ES BUENO IR AL CEMENTERIO?
Objetivo: Ir desapegándose.

9* TEMA : CARICIAS POSITIVAS
. Objetivo: Aumentar la autoestima.

10* TEMA : NO A LOS PACTOS DE SILENCIO.
Objetivo: Dialogar en el matrimonio.

11* TEMA : LOS HIJOS HACEN SU DUELO.
Objetivo: ¿Cómo ayudarlos?

12* TEMA: LA FAMILIA TAMBIEN CUENTA.
Objetivo: Hacer el duelo en familia.

13* TEMA: CON MIS AMIGOS.
Objetivo: Cómo hablar del duelo con ellos.

14* TEMA : LA FECHA Y LUGARES TEMIDOS.
Objetivo: Las asignaturas pendientes.

15* TEMA : SUS COSAS.
Objetivo: ¿Qué hacer con ellas?

16* TEMA : DAR DE LO RECIBIDO.
Objetivo: ¿Qué voy a hacer por la comunidad?

17* TEMA : ENCUENTRO DE FAMILIAS.
Objetivo: El sufrimiento nos unió.

18* TEMA : CON AMOR AGRADECIDO.
Objetivo: Diciendo adiós.

Grupo Resurrección – Esquema de un encuentro

 

Esquema de un encuentro

1- LA RECEPCIÓN: El coordinador recibe cordialmente a los participantes, creando un clima distendido, facilitando información, interesándose por las personas…

2- LECTURA DEL IDEARIO: En conjunto.

3- RECORDANDO:
 El coordinador sintetiza lo más destacable de la última seción

4- DESDE EL ÚLTIMO ENCUENTRO:
 El coordinador invita a todos los miembros a que, si desean, expongan, cómo transcurrió su duelo desde el último encuentro. Esta ronda de exposiciones puede surgir el tema a tratar. El coordinador estará al tanto para animar delicadamente a pronunciarse a los más tímidos o reservados.

5- EL TEMA:
 El coordinador presenta brevemente un tema para el diálogo grupal. Ha de expresar gran elasticidad para adaptarse a la necesidad temática del grupo.

6- INTERCAMBIO DE VIVENCIAS Y OPINIONES:
 Iniciará una ronda de participación. Los participantes no se dirigen exclusivamente al coordinador sino a todo el grupo, quien es el protagonista. El coordinador procurará que nadie acapare el tiempo, que no se interrumpan las palabras de algún miembro por parte de otro, agilizará el diálogo.

7- PAUSA:
 Un tiempo breve y distendido para compartir un mate, un café…

8- ULTIMA RONDA:
 El coordinador, tras la pausa relajante, invitará a una última y breve ronda de intercambios. Es importante esta ocasión para estimular a los más reservados.

9- SÍNTESIS:
 El coordinador concluirá el encuentro valorizando el encuentro y la participación activa. Destacará el progreso del grupo. Dejará siempre unas propuestas de lecturas o tareas que ayudarán personalmente a los participantes a seguir elaborando el duelo hasta el próximo encuentro. Se darán avisos…

10- CADENA DE APOYO:
 Para quienes deseen, el coordinador propondrá unir las manos como símbolo de refuerzo positivo y tener un breve tiempo de oración.

El Duelo y su elaboración – Grupo Resurrección

Grupo Resurrección 

(Grupo de mutua ayuda en el duelo)

El sufrimiento y la muerte son huéspedes inevitables de la humanidad. Somos vulnerables y limitados. La vida y la muerte son las dos caras de la existencia humana.

En nuestros días somos conscientes de la necesidad de recuperar la importancia que se merece la elaboración positiva del duelo precisamente por las graves repercusiones que produce tanto en la biología como en la biografía de cada persona.
Nuestra sociedad, tabuizando la muerte y enviando al ostracismo los ritos fúnebres, religiosos y civiles, ha diluido los procesos y tiempos necesarios en todo camino de sanación en el duelo.
Difícilmente se encuentra a alguien capacitado cabalmente para hacer una sana relación de ayuda al moribundo y para acompañar el proceso de la muerte de un ser querido. Pero afortunadamente va surgiendo una nueva mentalidad ante esta necesidad tan sentida. Uno de los signos positivos es la creación de los grupos de mutua ayuda para los familiares en duelo

En Argentina existen varios grupos con diversas denominaciones:

• Uno de ellos es RESURRECCION.

En efecto, RESURRECCION es un grupo de mutua ayuda para familiares en duelo, de identidad católica, con profundo humanismo, abierto a todas las personas, aún de otros cultos o no creyentes.
Su objetivo es utilizar todos los recursos sanantes humanos y de la fe, sin adherirse a ninguna escuela psicológica ni filosófica, salvaguardando su identidad cristiana y con respeto al ecumenismo y proceso de crecimiento en la fe de los participantes.
La fe no suprime la dura pena de la separación. La reorienta sembrando en ella esperanza.
Somos conscientes que el secreto de la muerte hay que buscarlo en la vida y, además en la VIDA que es Jesucristo resucitado de entre los muertos.
RESURRECCION expresa con su denominación estos objetivos: volver a vivir la vida, después de la muerte de un ser querido, más plena, humana, solidaria y cristianamente; y alimentar la esperanza cierta de que el Dios de vivos ha dado un nuevo y feliz hogar a nuestro ser querido con quien un día nos veremos un encuentro feliz y para siempre.

RESURRECCION, como grupo de mutua ayuda,confronta empáticamente a cada persona para reavivar su poder terapéutico intrínseco, saneando las heridas internas utilizando la relación sanante de la unión familiar, de la comunidad, del amor de Dios y de la búsqueda de sentido en la vida. Se cicatrizan así las heridas abiertas, se conquista la esperanza, se purifica la fe y la imagen insana sobre Dios, se potencia la solidaridad con otros que sufren, se busca el crecimiento humano, se profundiza en el sentido existencial de la vida y se fragua un nuevo proyecto existencial.

El objetivo de este libro es, pues, ser una ayuda-guía para los que inicien el grupo RESURRECCIÓN, como un servicio a los miembros de la comunidad en duelo.

 

Ideario de Resurrección

Creemos que el secreto de la muerte hay que buscarlo en la VIDA, por eso venimos para elaborar positivamente nuestro duelo, para encontrarnos con sentido ante el misterio de la muerte de nuestro ser querido.
Creemos necesario querer ayudarse a sí mismo, dejarnos ayudar por los compañeros y ayudar a quien transita por la senda del sufrimiento.
Agradecemos el apoyo de este grupo de mutua ayuda, RESURRECCION, y nos comprometemos a participar activamente en él, a respetar las ideas, creencias y tiempos de los compañeros. Mantendremos prudentemente el sigilo y mostraremos siempre una actitud de servicio.
Pedimos fuerzas a Jesús que sufrió, elaboró su duelo, murió y resucitó para retornar de nuevo a la primavera de la vida.

 

El Duelo y su elaboración – Credo de la familia en Duelo

Credo de la familia en duelo

 1. La elaboración del duelo empieza por casa. Y si no se hace bien hace mucho mal. El duelo es muy comunitario.

2. El duelo es intransferible. Nadie puede el duelo por uno. No hacerlo por separado. Elaborarlo en familia. Evitar sentirse fuera del proceso del duelo de la pareja.

3. Procurar no comparar el sufrimiento: “Claro yo lo tuve 9 meses…”. Que nadie sienta que el amor por el muerto no es valorado en su justa medida.

4. No hacerse el fuerte o parecer fuerte para apoyar a los otros. “Porque si yo aflojo…”. Permitirse aflojar es fortaleza.

5. Tomarse tiempo y lugares propios para el desahogo. Vivir las fechas clave en familia, con serenidad, sin evadirlas.

6. No hacer un tema tabú la muerte de un ser querido.

7. No cambiar los roles. Hay que hacer el duelo, pero no dejar de ser padres. Que los hijos no sean superprotegidos. Dialogar mucho padres e hijos.

8. Saber pedir ayuda. Hay grupos de mutua ayuda en duelo…

9. Proteger la vida afectiva y sexual del matrimonio. Evitar la disolución del vínculo. Trabajar juntos posibles sentimientos de culpa.

10. Permitir opinar o actuar sin que nadie se moleste.

11. Acudir a la fe en Dios, en la resurrección y a los vínculos de contención con la Iglesia.

12. Vivir no sobrevivir. Vivir por uno mismo, no por los hijos… El mejor regalo a quien se murió: ser felices.

 

Tomado del Sitio Web   www.redsanar.org / pastoralduelo

Pastoral del Duelo                 www.pastoralduelo.com

El Duelo y su elaboración – Sanación

Sanación

1. Cuida tu mente y tu corazón. Si están en sufrimiento sánalos. De ellos brotan las fuentes de la vida.

2. Las heridas de fuera deben cicatrizar; las de dentro, también.

3. Como el Ave Fénix: hay que resurgir desde el sufrimiento.

4. Sanar el sufrimiento: sanear la persona.

5. No hay crecimiento personal sin manejo constructivo de los duelos.

6. Remediar el sufrimiento sólo con medicamentos es un mal remedio.

7. Es intranquilizante que se usen tranquilizantes para elaborar el duelo.

8. Nadie se cura por fuera si no se sana por dentro.

9. Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu.

10. La vida tiene sentido. Pero hay que darle sentido a la vida.

11. Cuando tú mismo te conviertes en otro hombre, el sufrimiento realmente tiene sentido.

12. Después de un gran sufrimiento no volvemos a ser los mismos de antes, para mejor… o para peor.

13. El duelo es un proceso complejo y continuo de liberación interior.

14. No con-vertirse en sufrimiento; re-convertirse en el sufrimiento.

15. Si el sufrimiento te re-pierde, el duelo te re-encuentra.

16. El hombre es el mejor remedio para el hombre.

17. No se puede vivir sin sufrir. Pero no hay que vivir para sufrir.

18. No se puede vivir sin separarse. Pero en el sufrimiento no hay que separarse, hay que unirse más.

19. No se puede vivir sin abrirse a los demás. Pero abrirse de los demás trae sufrimiento.

20. La sanación de una persona está ligada a su capacidad de manejar de manera constructiva las pérdidas de la vida .

21. Habrá verdadera liberación del sufrimiento cuando vayamos al fondo de las cosas, de nosotros, de Dios.

22. El tiempo no sana. Sana lo que se hace con el tiempo.

23. En el duelo hay que sanar el porqué, el cómo, el con quién y el para qué del sufrimiento.

24. Si el sufrimiento pesa tanto en nosotros es que somos víctimas de una gran ceguera de la vida, del amor, de la fe…

25. No hay comprensión de la crisis sin autocomprensión de la propia persona.

26. Para sanar: comunidad, comunicación y comunión solidaria.

27. En los duelos hay que hacer cirugía de sanación con el bisturí de los valores y de la fe…

28. Que el sufrimiento le gane al duelo algunas guerras; que el duelo le gane al sufrimiento la batalla de la sanación.

29. Es más doloroso no asumir positivamente el sufrimiento que elaborarlo .

30. Reconocerse para reestructurarse.

31. Tras el sufrimiento, hay que des-aprender para aprender y sanar.

32. Evitando ser prisionero de los propios esquemas mentales, se sana.

33. La elaboración del duelo da sabiduría de vida.

34. Si no elaboras tu duelo, la causa de todas tus desgracias será tu ser querido muerto.

35. Cuando tú mismo te conviertes en otro hombre, realmente le sacas sentido al sufrimiento.

36. El duelo no es sólo para transformar el sufrimiento, sino para transformarse desde el sufrimiento.

37. El duelo sano purifica la fe insana. La fe sana purifica el sufrimiento insano.

38. Los duelos para sanarlos hay que orarlos.

39. El duelo busca el secreto de la sanación recreando el sentido de la vida y en quien dijo: Yo soy la Resurrección y la Vida (Juan 11,25).

40. Una verdad sumamente confrontante pero sanante: Ni siquiera un hijo es el sentido último de la vida de los padres.

41. Que no encuentres a tu sufrimiento sentido, no quiere decir que te quedes tú sin sentido.

42. En el duelo sano se sanan los amores insanos.

43. La sanación del duelo des-ego-iza.

44. La herida de un gran amor sólo se sana con un mayor amor.

45. San Juan de la Cruz: El más puro padecer trae y acarrea más puro entender.

46. Si curas la herida de tu hermano, el Señor cicatrizará la tuya (Isaías 58,8).

47. Resurrección es un grupo de mutua ayuda para elaborar los duelos. Su lema: El secreto de la muerte búscalo en la Vida.

48. Jesús, proveedor de salud con su gracia, sana contigo tus sufrimientos.

49. La Virgen María, a quien le mataron a su único hijo, ¿fue feliz el resto de su vida?
Sí, porque vivió como madre la resurrección de su Hijo.

50. En tus sufrimientos: canta y camina (San Agustín).

51. Señor, que no sea tan egoísta de no querer crecer desde mis sufrimientos.

52. No digas a tus muertos adiós. Di a tus muertos: a-Dios.

53. La espiritualidad no tapa el sufrimiento. Quiere develarlo y desvelarlo.

54. Cuando desaparezca el sufrimiento transformado, dejará como herencia el secreto de la vida.

55. Algo que parecía imposible: Yo sé que mi ser querido muerto me quiere feliz.

 

Tomado del Sitio Web   www.redsanar.org / pastoralduelo

Pastoral del Duelo                 www.pastoralduelo.com

El Duelo y su elaboración – Duelo

Duelo

1. Duelo es el reciclaje del sufrimiento.

2. Sanar las heridas abiertas es elaborar el duelo.

3. Hacer el duelo es elaborar el sufrimiento: trabajarse en el sufrimiento.

4. El duelo es la actividad y actitud de la persona ante la reacción emocional, espontánea y natural que provoca el sufrimiento producido por:
– Pérdida de bienes, prestigio, posición, afectos, libertad, amores, amistad, matrimonio, (divorcio), vínculos (adopción), identidad personal, autoestima, ilusiones, honor, verdad, posibilidades, salud, integridad corporal, raíces culturales, patria, trabajo…
– Omisión de lo que no se pudo tener, ser, hacer, amar o ser amado.
– Alejamiento o separación parcial o definitiva de alguien amado.
– Muerte de seres queridos y la propia muerte cercana .

5. La finalidad del duelo tras la muerte de un ser querido es dar expresión y cauce sano a los sentimientos, serenando el sufrimiento, dominado la pena de la separación, integrando la extrañeza física, aceptando cognitivamente la realidad de la muerte, reorientando positivamente la energía afectiva con un proyecto pleno de sentido, amando con un nuevo lenguaje de amor al fallecido a quien, como creyentes, ponemos en las manos misericordiosas de Dios en la esperanza firme de la resurrección, donde nos ama con el amor purificado y pleno de Dios.

6. Si el sufrimiento tiene sus leyes, el duelo también tiene sus leyes.

7. Es de ley hacer el duelo.

8. El duelo es una verdad que se acomoda con verdad.

9. Hay sufrimientos y sufrimientos, hay duelos y duelos.

10. Estar en duelo es estado sufriente pasivo, víctima del sufrimiento. Hacer el duelo es hacer sufrir al sufrimiento para sanar.

11. Estar en duelo es el abogado del sufrimiento. Hacer el duelo es el fiscal del sufrimiento.

12. El nudo gordiano del sufrimiento hay que cortarlo por insano con un duelo sano.

13. El duelo que no se hace bien hace mucho mal.

14. Los malos duelos producen tan grandes males como los malos sufrimientos.

15. Los malos duelos producen grandes solitarios. Los buenos duelos producen grandes solidarios.

16. El buen duelo es un sufrimiento para el sufrimiento; el mal duelo es un agasajo para el sufrimiento.

17. Hay que hacer el duelo de los malos duelos.

18. Hacer bien el duelo es deshacer el sufrimiento. Hacer mal el duelo es rehacer el sufrimiento.

19. El sufrimiento “des-vitaliza”. El duelo “re-vitaliza”.

20. El sufrimiento te centra en tu yo para descentrarte. El duelo te descentra de tu yo para centrarte.

21. El fondo del sufrimiento es un sufrimiento sin fondo. El fondo del duelo es hasta el fondo del sufrimiento.

22. El duelo se hace en el hablar, rompiendo la incomunicación; sacando las penas del corazón; superando las ideas insanas sobre el sufrimiento; purificando la fe, vivenciando la Resurrección; con un proyecto significativo de vida.

23. Yo domino el sufrimiento o el sufrimiento me domina a mí.

24. Elaborar los duelos es materia de aprendizaje.

25. El duelo es re-educación.

26. El duelo es psico-educación.

27. Sanear la estructura cognitiva de los esquemas mentales traicioneros es elaborar el duelo.

28. En el duelo hay que poner mucha voluntad contra la voluntad del sufrimiento.

29. Hacemos el duelo según somos nosotros, no según era el muerto.

30. El duelo no es magia. ¡Cuánto duele hacer el duelo!

31. El duelo es un largo proceso. Siempre el viaje más largo está dentro de uno mismo.

32. En el duelo: pacientes, pero no pasivos.

33. El duelo necesita las armas de las aptitudes y de las actitudes.

34. El duelo es tan clarividente que no se resigna a sobrevivir.

35. El sufrimiento quiere consolación; el duelo, sanación.

36. El sufrimiento es muy pensador, pero muy mal pensado:
Sólo pueden ayudarme los que han pasado por esto.
El tiempo va a sanar mis heridas.
¿Por qué no me habré muerto yo en su lugar?
Si me divierto estoy traicionando su cariño.
Nunca más voy a ser feliz.

37. Más ideas insanas del carácter del sufrimiento:
Si sigo sufriendo es porque lo quiero.
Dios me probó muy duro.
Es el destino.
Si perdono…, lo estoy traicionando.
¿Qué sentido tiene ya mi vida sin él/ella?

38. El sufrimiento querrá convencerte de que en el duelo anormal eres lo más normal.

39. Duelo no realizado, sufrimiento solapado.

40. Duelo parado, sufrimiento continuado.

41. Una gran pérdida o la muerte de un ser querido no es enfermedad. El duelo patológico sí es enfermedad.

42. Al principio estaba mejor que ahora: duelo retardado.

43. No pongas un duelo crónico en tu vida.

44. En el duelo, las penas con esperanza suben y se serenan; las penas con desesperación bajan, pesan y no pasan.

45. Hay gente que si dejara de sufrir, no sabría para qué vivir.

46. Hay que desahogarse en el duelo para no ahogarse en el sufrimiento.

47. En el sano desahogarse, el sufrimiento cambia de cara.

48. Se entrega el sufrimiento para ser desparramado o para ser iluminado.

49. El sufrimiento que solo se desahoga desparramándose, sin confrontarse, se ahoga.

50. En la herida tierna, tierna escucha. En la herida madura, confrontación empática madura.

51. En el duelo, pacientes pero no pasivos. Pero no drogarse con la hiper-acción.

52. El sufrimiento llora hacia fuera, el duelo hacia dentro.

53. En un principio, llorar hacia fuera para desahogarse. Después, llorar hacia adentro para confrontarse empáticamente.

54. Que el llanto dé lugar a la palabra… y a la escucha.

55. En el duelo, contención y confrontación.

56. El sufrimiento es un torrente de preguntas conducidas fuera de ti. El duelo es una cascada de preguntas reconducidas hacia ti, cuya respuesta eres tú.

57. El sufrimiento lleva para atrás; el duelo lleva para adelante.

58. El sufrimiento pregunta por el pasado. El duelo, por el futuro.

59. El sufrimiento pregunta y se obceca por el sentido de la muerte temprana. El duelo con fe ilumina desde una felicidad plena en Dios.

60. Querer sacar el sufrimiento a la gente sin elaborarlo es querer mal a la gente.

61. En el duelo: sufrir sanamente para dejar de sufrir.

62. Evitar sufrir insanamente para seguir sufriendo.

63. El duelo no es ingenuo: el sufrimiento no tiene atajos.

64. En el duelo: brindarse, no blindarse.

65. El cambio es evolución. La crisis, revolución. El sufrimiento es crisis, el duelo es cambio.

66. En el duelo: lo que no se conoce no se reconoce; lo que no se asume no se redime.

67. No te enfrentes a tu sufrimiento; confróntate empáticamente con tu sufrimiento.

68. En el duelo: no darse permiso para seguir sufriendo.

69. El duelo comprueba: El peor enemigo para sanar el sufrimiento es no quererse.

70. El duelo aconseja: El hombre es el mejor remedio para el hombre.

71. El duelo es muy social: En tu gran sufrimiento, no hagas sufrir a los demás.

72. El duelo purifica: Se necesita amar, pero amar no es necesitar.

73. El duelo nos enseña: Hay que amar en verdad y libertad.

74. El duelo desapega los apegos, y apega los desapegos.

75. El duelo nos muestra el egoísmo: yo sé que está bien… pero lo quiero conmigo.

76. Cuando lloro en la pena de la separación, lloro por mí.

77. En el duelo, los eufemismos no cambian la realidad, añaden sufrimiento por no aceptar la realidad: Se fue, lo perdí..

78. La asignatura del duelo o se rinde o se deja previa.

79. El duelo es un gran sacrificio personal de sanación en el que no hay que hacerse la víctima.

80. La elaboración del duelo empieza por casa.

81. Nadie sale a flote del pozo del sufrimiento porque esté cansado de sufrir.

82. Nadie elabora sanamente el sufrimiento sólo porque tenga razones para sufrir.

83. Nadie elabora el sufrimiento sólo porque tenga razones para dejar de sufrir.

84. Se elabora el duelo porque se tienen razones para vivir.

85. En el duelo, no consueles con frases hechas que deshacen.

86. ¡Atención con medicar el duelo!

87. El sufrimiento, no medicarlo sino elaborarlo.

88. Se institucionalizan los grupos de mutua ayuda en duelo, pero no se institucionaliza el duelo en la vida de las personas.

89. ¡Con la drogogrupodependencia, atención!

90. La fuerza del apego nos recuerda que la sangre es muy pegajosa.

91. Dite en tu duelo: ¡Cuánto me quiero! Date caricias positivas nomás.

92. El sufrimiento quiere grupos de autoayuda para compartir el sufrimiento. El duelo quiere grupos de mutua ayuda para compartir el proceso de sanación.

93. En los duelos, mejor que comunión de dolor, comunión de sanación.

94. Si uno cae el otro lo levanta, pero ¡ay del solo que cae!… si no tiene quien lo levante (Eclesiastés 4,10).

95. Tentación de tentaciones: No volveré a ser feliz.

96. Reunificación mágica: Si me fuera con él…

97. El duelo pregunta: ¿Para qué idealizar al muerto y vivir con baja autoestima?

98. El duelo avisa: Nadie quiere que se mueran con él. No morirse con los muertos.

99. El duelo previene: No hacer el duelo aislado de la familia, con pactos de silencio.

100. El duelo advierte: No se puede elegir la pérdida o la muerte, sí que actitud tomar ante ellas.

101. El duelo amonesta: Nadie sale del duelo si no entra.

102. El duelo es realista: Después de perder mucho, no seguir perdiendo.

103. Tu ser querido muerto no está dentro de tu corazón. No es tuyo.

104. El duelo destabuiza el sufrimiento de la muerte. El sufrimiento tabuiza el duelo de la muerte.

105. Te ser querido no está dentro de tu corazón. No es tuyo.

106. ¿Crees que los muertos viven en tu recuerdo y corazón? ¡Pobre y corta vida tendrían!

107. En tú corazón está el amor por el ser querido muerto, pero no él/ella.

108. El alma de tu ser querido muerto no está en sus cosas ni en sus proyectos terrenales.

109. En el duelo has de violentarte sanamente para no hacer la agenda al muerto y no secuestrarlo de su felicidad.

110. Los muertos no dejan proyectos para los vivos. ¿Por qué hacer todo en homenaje al muerto?

111. ¿De verdad crees que los muertos dependen de tu amor, sufrimiento o felicidad? ¡Pobre de ti! ¡Pobres ellos!

112. Los muertos no pasan factura a los vivos. No te hagas el vivo con los muertos.

113. Los vivos sí pasan facturas a los vivos… y a los muertos.

114. Cuando tú mismo te conviertes en otro hombre, el sufrimiento realmente tiene sentido.

115. Después de un gran sufrimiento no volvemos a ser los mismos de antes… para mejor o para peor.

116. Todas la etapas importantes del proceso del duelo tienen su preduelo: aniversarios, fiestas, juicios, cumpleaños…

117. En el duelo, él no es como ella, pero siempre él con ella, ella con él.

118. El amor no compara los sufrimientos.

119. El que ama analiza sus actitudes ante el sufrimiento… para no hacer sufrir.

120. En el duelo, nada hacer por obligación exterior, todo por convicción interior.

121. Amar no es idealizar.

122. En el duelo, la lógica de los mayores es ilógica para los pequeños.

123. La mejor manera de que los hijos elaboren los duelos es que los padres lo elaboren.

124. En el duelo, que los hijos no sean padres y los padres no se hagan hijos.

125. Los padres tienen el derecho de hacer su duelo pero no tienen derecho de dejar de ser padres… y esposos.

126. ¡Ojo y pestaña que el sufrimiento engaña! El duelo no es para olvidar, o para dejar de pensar, dejar de amar o transferir el cariño.

127. Amo sanamente a quien se murió si me amo a mí mismo.

128. Amo verdaderamente a quien se murió si amo a los que quedan vivos.

129. Amo plenamente a quien se murió si me dejo amar por quienes quedan vivos.

130. Amo gozosamente a quien se murió si me dejo amar por quien se murió y me ama resucitado en el amor de Dios. Es la comunión de los santos.

131. El amor es de ida y vuelta, también con los muertos en Dios.

132. Hay gente que vive para los muertos y muere para los vivos.

133. En la solidaridad, como homenaje a los muertos, si no se elabora el duelo, se suele utilizar y manipular a los vivos.

134. Si no se hace el proceso interior de sanación, toda acción de solidaridad es una tapadera del mal duelo.

135. Mi yo herido es mi primer prójimo para ayudar y sanar.

136. Dejarse ayudar por los expertos del duelo: exploradores de los recovecos del sufrimiento.

137. ¿Y quien sufre mucho y mal con una fe poca e inmadura?

138. Hay gente que sufre por mala fe y gente que sufre por una mala fe.

139. En el sufrimiento sin fe, no solo uno está perdido. Tiene al ser querido muerto no localizado, perdido.

140. Hay dolientes sin un buen duelo que llevan a Dios al banquillo de los acusados.

141. La Gracia de Dios nunca puede ser des-gracia.

142. Hay gente mayor que patalea con Dios como niños… resentidos.

143. Si estás resentido con Dios, recuerda que no hay cielo sin Dios… para tus seres queridos muertos.

144. No te olvides que Dios Padre tuvo un solo Hijo y se lo mataron los hombres… delante de su madre.

145. Dios Padre,
que en su Hijo Jesús,
pasó haciendo el bien,
cuidando a los enfermos,
¿te va a querer mal?
¿te va a corregir con una enfermedad?
¿te va a castigar con un accidente?
¿se va a vengar con la muerte de tu ser querido?

146. La paciencia de Dios ante nuestra bronca es terapia.

147. Mejor que quejarse de Dios a Dios, quejarse con Dios.

148. Dios nunca te prueba, está contigo en tus pruebas.

149. Dios no te quita a tu ser querido muerto, te lo recibe.
150. Tú eres padre por la sangre, Dios por el espíritu.
Tú eres padre sobre la tierra, Dios desde el cielo.
Tú eres padre en el tiempo, Dios en la eternidad.
Tu amor de padre es imperfecto, el amor de Dios Padre es perfecto.
… aunque te cueste admitirlo.

151. Ten fe en el Dios de la vida y en la vida que viene de Dios.

152. La fe en Dios es también fe que Dios te tiene fe y que te tienes fe.

153. En los duelos hay que alimentar la fe: comiendo la Palabra, comiendo la Eucaristía (cfr. Lucas 24,11,-36).

154. El sufrimiento te saca la oración. El duelo te pide mucha oración.

155. Cada duelo con su duelo. No mezclar los duelos.

156. El duelo te pregunta: ¿dónde está tu ser querido muerto?

157. El duelo pregunta: ¿tu ser querido muerto, es pasado, presente o futuro?

158. Sabias que el cielo no se merece? ¿Se recibe de la misericordia de Dios?

159. ¿Has entregado tu ser querido muerto a Dios?

160. El duelo le dice al sufrimiento que morirse no es perderse.

161. Sólo perdemos a nuestro seres que murieron
si no los amamos
y si no los tenemos junto a Dios
que nunca se pierde (San Agustín, Confesiones, libro IV, cap. 9).

162. Jesús dijo:
Yo soy la resurrección y la vida:
el que cree en mí aunque muera vivirá.
Y todo el que vive y cree en mí,
no morirá jamás.
¿Crees esto? (Juan 11,25-26)

163. No creo en la resurrección porque sea cristiano. Porque creo en la resurrección soy cristiano.

164. La resurrección repudia la reencarnación (Hebreos 9,26) y el espiritismo.

165. En el duelo sin fe, la muerte es el fondo. En el duelo cristiano la resurrección es el trasfondo.

166. La fe en la resurrección de los seres queridos muertos es paz en nosotros por su felicidad.

167. La tristeza del duelo oxida el alma. Hay que en-gracia-rla con la esperanza de la resurrección.

168. El amor es más fuerte que la muerte (Sabiduría 8,6).

169. La resurrección de Cristo no es una idea consoladora. Es una vivencia existencial de fe.

170. La resurrección de los muertos es la esperanza de los cristianos (Tertuliano siglo II-III).

171. Dios no es de muertos sino de vivos :
“Se le acercan unos saduceos, esos que niegan que haya resurrección, y le preguntaban: «Maestro, Moisés nos dejó escrito que si muere el hermano de alguno y deja mujer y no deja hijos, que su hermano tome a la mujer para dar descendencia a su hermano. Eran siete hermanos el primero tomó mujer, pero murió sin dejar descendencia, también el segundo la tomó y murió sin dejar descendencia, y el tercero lo mismo. Ninguno de los siete dejó descendencia. Después de todos, murió también la mujer. En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer.» Jesús les contestó: «¿No estáis en un error precisamente por esto, por no entender las Escrituras ni el poder de Dios? Pues cuando resuciten de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, sino que serán como ángeles en los cielos. Y acerca de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en lo de la zarza, cómo Dios le dijo.- Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vi vos. Estáis en un gran error» ‘ (Marcos 12,18-27).

172. Si se anuncia que Cristo resucitó de entre los muertos, ¿cómo algunos de ustedes afirman que los muertos no resucitan? (Corintios 15,12).

173. No ser como los que no tienen esperanza: “Hermanos, no queremos que estén en la ignorancia respecto de los muertos, para que no se entristezcan como los demás, que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la mima manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús (1 Tesalonicenses 4,13-14)

174. ¿Y cómo es el cielo?
No llores si me amas…
Si conocieras el don de Dios y lo que es el cíelo…
Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos…
Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso… Sí por un instante pudieras contemplar como yo la belleza ante la cual las bellezas palidecen… ¡Cómo!… ¿ Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras y no te resignas a verme y amarme en el país de las inmutables realidades? Créeme. Cuando la muerte venga a romper tus ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban, cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce, y tu alma venga este cielo en el que te ha precedido la mía…
Ese día volverás a verme. Sentirás que te sigo amando, que te amé, y encontrarás mí corazón con todas sus ternuras purificadas. Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis feliz.
Ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo, que te llevaré de la mano por los senderos nuevos de luz y de vida.
Enjuga tu llanto y no llores, si me amas (Confesiones, libro X, cap. 13).

175. El amor de los muertos en Cristo no es amado. ¿Por qué amas tanto a tus muertos y no te sientes amado por su amor en Dios?

176. La felicidad de los resucitados en Cristo sana los duelos.

177. No dejen jamás que la tristeza los invada al punto de hacerles olvidar la felicidad de Cristo Resucitado (Madre Teresa de Calcuta)

178. El mejor regalo al ser querido muerto: orar por él y ser feliz.

179. La muerte en vida es la peor muerte.

180. Vivir para los muertos: un valor que es un disvalor.

181. Ultimas palabras de Santa Mónica, madre de San Agustín

Queridos, no lloren.
Yo voy al Señor,
voy a esperarlos a la gloria.
Muero, pero mi amor no muere:
los amaré en el cielo
como los he amado en la tierra.
No se dejen abatir por la pena.
No miren la vida que acabo
sino la vida que comienzo
Sólo les pido que me recuerden
ante el altar del Señor (Confesiones, libro IX, cap. XI).

182. El duelo: agente pedagógico enigmático.

 

Tomado del Sitio Web   www.redsanar.org / pastoralduelo

Pastoral del Duelo                 www.pastoralduelo.com

El Duelo y su elaboración – El Sufrimiento en el Duelo

Sufrimiento

1. El sufrimiento es un huésped no invitado pero inevitable de la humanidad.

2. Sufrimiento es desgarrón del corazón.

3. Sufrimiento es desconcertante desconcierto de la mente.

4. Sufrimiento es un hondo vacío muy lleno de vacíos.

5. Sufrimiento es des-ánima del Espíritu.

6. Sufrimiento es un muy sentido sinsentido.

7. Sufrimiento es apego no desapegado.

8. Sufrimiento es queja purificadora del amor no amado.

9. Sufrimiento es mutilación de aspiraciones e ideales.

10. Sufrimiento es derrumbe de nuestra estantería vital.

11. Sufrimiento es desear que la realidad fuese distinta, luchando contra lo imposible.

12. Sufrimiento es puñal de infidelidad.

13. Sufrimiento es deslealtad de la lealtad.

14. Sufrimiento es sobrevivir sin vivir.

15. Sufrimiento es querer y no poder.

16. Sufrimiento es futuro sin futuro.

17. Sufrimiento es dirección impuesta en el tren de la vida.

18. Sufrimiento es barco de ilusiones que naufraga.

19. Sufrimiento es rebelión y revelación.

20. Sufrimiento es memoria del corazón: Entonces, sí éramos felices….

21. Sufrimiento es solitaria soledad entre muchos.

22. Sufrimiento es noche fría que congela nuestros días.

23. Sufrimiento es orfandad de padres sin hijos.

24. Sufrimiento es una lágrima furtiva ante la tumba .

25. Sufrimiento es ir a la mesa y encontrar un hueco vacío.

26. Sufrimiento es estar en la cama sin sentir el calor de una caricia de quien navegó a la otra orilla.

27. Sufrimiento es ilusión de un embarazo que nunca verá la primavera de la vida.

28. Sufrimiento es muerte del hermano que levantó pronto el vuelo.

29. Sufrimiento es enterrar los padres la semilla de su hijo.

30. Sufrimiento es ternuras sesgadas de abuelos regadas en penas.

31. Sufrimiento es miedo e inseguridad del hijo huérfano que perdió una estrella fija en el cielo de su existencia.

32. Sufrimiento es querer amar y mediar la ausencia física.

33. Sufrimiento es ver crecer a los hijos de los otros y no al propio.

34. Sufrimiento es un imposible: Si viviera ahora él…

35. Sufrimiento es abrazar el espacio y soñar que está presente.

36. Sufrimiento es mirar al infinito, buscando un horizonte para dilatar el alma.

37. Sufrimiento es murmullo en el fondo del corazón hasta quebrarlo.

38. Sufrimiento es púgil que golpea la libertad interior.

39. Sufrimiento es culpa insistente, bronca ciega, tristeza fría.

40. Sufrimiento es miedo misterioso, impotencia potente, pregunta sin respuesta.

41. Sufrimiento es segura inseguridad.

42. Sufrimiento es miedo al mismo sufrimiento.

43. Sufrimiento es temor a una muerte sin vida.

44. ¡El sufrimiento no cabe en un ataúd ni con él se entierra!

45. Sufrimiento es flecha envenenada de culpa lanzada del presente al futuro.

46. El sufrimiento es culpógeno por naturaleza.

47. Sufrimiento es látigo viperino que nos descalifica y desestima.

48. No tengo sufrimiento, yo soy sufrimiento.

49. El sufrimiento es muy zorro. No tiene nada de sonzo.

50. El sufrimiento es cárcel y carcelero.

51. El sufrimiento es la otra cara de la existencia humana.

52. El sufrimiento prescribe un régimen sin gusto para la vida.

53. Nada hay tan hechizante como el sufrimiento.

54. El sufrimiento cautiva todos los sentidos, pensamientos, silencios…

55. El sufrimiento es enfermo enfermizo.

56. El sufrimiento es egocéntrico y ególatra.

57. El sufrimiento es grito cifrado, apocalíptico.

58. Sufrimos como somos.

59. Sufrimos como nos proyectamos.

60. Sufrimos como nos vinculamos.

61. Sufrimos como amamos.

62. El sufrimiento se re-crea a sí mismo.

63. El sufrimiento es vampiro de la energía vital.

64. El sufrimiento es violador de la paz interior.

65. El sufrimiento se hace juez de la conciencia.

66. El sufrimiento es intrigante: ¿para qué hacer proyectos para el mañana?

67. El sufrimiento quiere que vivas al día para perder proyectos de vida.

68. El sufrimiento no hace proyectos con otros, se proyecta contra otros.

69. El sufrimiento que no se acepta, se resigna.

70. El sufrimiento tiene interés en que sufras con intereses.

71. El sufrimiento actúa con pasión pero sin compasión.

72. El sufrimiento no tiene interés en que te sanes sino en que te alivies.

73. El sufrimiento tiene sus leyes… y su lógica.

74. El sufrimiento esconde siempre una segunda carta.

75. El sufrimiento se regodea con las imágenes insanas.

76. La inmediatez del sufrimiento hipnotiza los sentimientos.

77. El sufrimiento tiene tendencia a conductas autoagresivas.

78. El dolor con anestesia. El sufrimiento te anestesia… a su manera.

79. El sufrimiento más que un problema es un misterio. Pero si lo ocasiona el egoísmo, nada tiene de misterio.

80. La crisis del sufrimiento es crisis frecuentemente del apego, egoísmo, posesión del propio yo.

81. El sufrimiento es el diezmo al apego.

82. ¿El sufrimiento es el tributo en la rebelión por la libertad?

83. En el sufrimiento, la vida quiere escaparse de la vida.

84. En el sufrimiento se pierden destinatarios del amor.

85. El sufrimiento es un árbol que no deja ver el bosque.

86. El sufrimiento es depredador de la salud.

87. El sufrimiento es tenso e hipertenso.

88. El sufrimiento es un yo-yo-yo.

89. El sufrimiento no es muy humilde que digamos…

90. El sufrimiento es chantajista.

91. El sufrimiento usa y abusa.

92. El sufrimiento hasta hace pérdidas de las pérdidas, para seguir perdiendo.

93. El sufrimiento es escapista.

94. El sufrimiento es prestamista a terceros.

95. El sufrimiento tiende a regalarse… miserablemente.

96. El sufrimiento es lastimoso y lastimero.

97. El sufrimiento no perdona que se perdone.

98. El sufrimiento alucina… onírica, visual, auditivamente…

99. Sufrimiento reconocido: sufrimiento aceptado.

100. Sufrimiento negado: sufrimiento redoblado.

101. El sufrimiento divorcia la mente del corazón, distanciándolos hasta el infinito.

102. El sufrimiento es un corazón acribillado: deja huecos vacíos.

103. El sufrimiento es poda…

104. El sufrimiento es desmanejo del propio manejo.

105. En el sufrimiento, la agenda cambia de dueño.

106. La tristeza del sufrimiento cala el alma y oxida la esperanza.

107. El sufrimiento es adicto…

108. El sufrimiento enajena en la hiperacción.

109. El sufrimiento hace insulso el gusto por la vida.

110. El sufrimiento tiende a ser autosuficiente.

111. El sufrimiento pretende engullir la mente hasta hacerla sentir y no pensar.

112. La tristeza del sufrimiento es la fuente de la desmotivación que navega por el río le la depresión y desemboca en el mar de la melancolía.

113. Las penas del sufrimiento no se pueden ahogar. Saben nadar.

114. El sufrimiento es de uno, pero es cosa de muchos.

115. El sufrimiento no se queda en las paredes. Va en nuestra mochila.

116. Al sufrimiento le gusta añadir sufrimiento al sufrimiento.

117. El sufrimiento es bacteriológico. Se transmite y contagia.

118. Sufrimiento es remordimiento que engendra el dragón del resentimiento.

119. El sufrimiento ahoga la vanguardia de la vida y se atrinchera en la retaguardia

120. El sufrimiento existencial tiende a enfermar nuestro médico interior.

121. Aunque la causa sea exterior, la tela de araña del sufrimiento es interior.

122. El sufrimiento es un transformador de alto voltaje.

123. El sufrimiento es flujo y reflujo del mundo interior.

124. El sufrimiento es la punta del iceberg personal.

125. Cuando sufro: ¿qué gano con seguir sufriendo?

126. Cuando sufro: ¿qué pierdo si dejara de sufrir?

127. Cuando sufro: ¿a quién doy o a qué doy permiso para seguir sufriendo?

128. Cuando sufro: ¿a quién hago sufrir?

129. El sufrimiento se hiere con sus propias heridas.

130. El sufrimiento ama el verbo: No puedo…

131. El sufrimiento tiene vocación vitalicia.

132. El fin del sufrimiento es que creas que tu pesar no tiene fin.

133. El sufrimiento toma cuerpo de palabra o toma cuerpo del cuerpo.

134. Los que no se sienten amados por Dios como Padre, en las pruebas de la vida se van a sentir probados, castigados o abandonados por El.

135. El sufrimiento no viene por los cambios sino por las crisis.

136. Sufrimiento de san Agustín, por la muerte de su joven amigo:

De sufrimiento se ensombreció mi corazón.
Y lo que veía era la imagen de la muerte.
Hasta mi ciudad natal se me convirtió en tormento
y la casa paterna en innegable pena.
Por todas partes, lo buscaban, mis ojos,
pero no lo encontraban y todo se tornó aborrecible
porque las cosas no eran ya.
Yo mismo me volví un enigma ante mis ojos” (Confesiones X, 4,79).

137. El sufrimiento es pasadizo entre el amor y el apego, entre el apego y el amor.

138. El sufrimiento es acomodaticio: de agudo pasa a distímico.

139. El sufrimiento pasa, el haber sufrido no.

140. El sufrimiento no trabajado pesa y no pasa.

141. El sufrimiento es un trastorno con muchos trastornos.

142. ¿La intensidad del sufrimiento es por amor y libertad? ¿O por apego, posesión y manipulación?

143. Sufrir más, ¿es amar más?

144. Quien está en sufrimiento es mendigo de luz, calor, desahogo, escucha, acompañamiento, sentido, fe.

145. El sufrimiento es un pozo: oscuro, frío, sin horizontes, solitario…

146. Al pozo de tu sufrimiento no le pongas techo para tapar el cielo.

147. Si en el sufrimiento te pierdes, estás perdido.

148. ¿El sufrimiento mejora a los buenos y empeora a los malos?

149. ¿El sufrimiento es inoportuna oportunidad?

150. ¿Hay que ofrecer a Dios el sufrimiento o el amor que hay que poner en todo sufrimiento?

151. El sufrimiento del profeta: el sufrimiento libre, sano y desapegado por la causa del Reino de los cielos.

152. El sufrimiento ipso facto nos hace entrar en duelo. Pero, ¿en qué duelo?

 

Tomado del Sitio Web   www.redsanar.org / pastoralduelo

Pastoral del Duelo                 www.pastoralduelo.com

El Duelo y su elaboración – Diferencias frecuentes según el género

 

Diferencias entre Ella y El en el Duelo

Ella Él
Ella se hace extrovertida. Él “baja la cortina”.
Ella percibe cada detalle de la realidad. Él ve la situación global.
Ella actua por intuición. Él piensa qué hacer.
Ella se sensibiliza. Él es lógico.
Ella se enfrenta con el afuera. El se pelea con el adentro.
Ella se anima a llorar. Él solamente suspira.
Ella necesita hablar de la muerte y vuelve sobre los detalles. Él se siente incómodo con el tema y preferiría no hablar más sobre el asunto.
Ella no consigue empezar a adaptarse a
los 18 o 24 meses.
Él empieza a acomodar su vida a los seis u ocho meses.
Ella siente deseos frecuentes de visitar la tumba. Él prefiere no volver a pisar el cementerio.
Ella lee libros, escucha conferencias o asiste a grupos. Él se refugia en el trabajo, su hobby o las tareas de la casa.
Ella no tiene practicamente ningún deseo sexual. El quiere hacer el amor para buscar un mejor encuentro.
Ella sabe que su vida ha cambiado para siempre. Él quisiera que ella vuelva a ser la de antes.

 

Tomado del Sitio Web   www.redsanar.org / pastoralduelo

Pastoral del Duelo                 www.pastoralduelo.com