Reflejo de nuestras Actitudes

Sentados en el pórtico de una destartalado granja, un joven y su abuelo vieron venir un automóvil por el rara vez transitado camino rural.

El ocasional conductor se detuvo a preguntar la dirección para llegar a un pueblo vecino. Después de recibir las indicaciones respectivos, regresó a su auto. Había dado sólo unos cuantos pasos, cuando titubeó e hizo una pregunta torpe al anciano: – Dígame señor, ¿Cómo son los personas de por aquí?-. – ¿Por qué lo pregunta?- respondió el abuelo. Acercándose unos pasos, el forastero dijo: – Me estoy mudando de un pueblo donde las personas eran muy mezquinas. Nunca había estado con gente tan amargado en mi vida. Viví en ese pueblo durante más de un año y jamás me sentí parte de la comunidad –

– Supongo que encontrará a las personas de por aquí muy similares a los que dejó -replicó el anciano. El extraño se despidió y alejó. El nieto lucía sorprendido por el ocasional diálogo, pero no dijo nada.

Pocas horas después, otro automóvil se detuvo frente a la granja donde aún los dos disfrutaban del atardecer otoñal. La conductora, con una gran sonrisa en su rostro, caminó con paso vivo hacia ellos y preguntó la forma de llegar al mismo pueblo; después de anotar con cuidado las instrucciones, también preguntó: – Dígame, ¿Cómo son las personas de por aquí?-. Una vez más, el anciano granjero cuestionó: – ¿Por qué lo pregunta?-. – Me estoy mudando desde uno de los pueblos más agradables que haya conocido -respondió la mujer con una gran sonrisa- Esos vecinos fueron unos verdaderos hermanos. Los extrañaré mucho -.

-Bueno – dijo el anciano- de seguro usted encontrará que los personas de por aquí son muy similares a los que dejó-. La mujer, muy contenta con la respuesta, se alejó feliz en su automóvil. El muchacho, muy sorprendido y algo confundido, se volvió hacia su abuelo y le inquirió:Abuelo, ¿por qué le diste a ambos forasteros respuestas opuestas a la misma pregunta?-.

El abuelo puso la mano sobre el hombro de su nieto, y como quien le revela una gran enseñanza sobre la vida, le respondió: –

Nunca olvides que es la actitud de una persona hacia su comunidad la que determina como ésta le responderá. La manera como la veamos no es más que el reflejo de nuestras propias actitudes.

Colaboración de Marta Zaghini ( 2001 )

Te invitamos a compartir este texto y que lo envíes a quienes creas que lo puedan disfrutar o que les pueda ser de utilidad.

Nos encantaría recibir alguna reflexión, texto u oración que quieras compartir.

Instrucciones para la vida:

1. Come mucho arroz integral.

2. Dale a la gente mas de lo que esperan y hazlo con gusto.

3. Memoriza tu poema favorito.

4. No creas en todo lo que escuchas, no gastes todo lo que tienes, ni duermas todo lo que quieras.

5. Cuando digas “te amo”, dilo de verdad…

6. Cuando digas “lo siento”, mira a la persona a los ojos.

7. Cree en el amor a primera vista.

8. Jamás te burles de los sueños de los demás.

9. Ama profunda y apasionadamente, puedes salir herido, pero esa es la única manera de vivir la vida completamente.

10. Enfrente a los desacuerdos, pelea limpio, no ofendas.

11. No juzgues a los demás por sus parientes.

12. Habla lentamente, pero piensa con rapidez.

13. Cuando alguien te haga una pregunta que no quieres responder, sonríe y pregúntale “¿por qué quieres saber?”

14. Recuerda que el amor mas grande y los mas grandes logros involucran mayores riesgos.

15. Llama a tu mamá, si esto no es posible al menos piensa en ella.

16. Di “SALUD”, cuando escuches a alguien estornudar.

17. Cuando pierdas, no pierdas la lección.

18. Recuerda la tres R’s: Respeto a ti mismo, Respeto a los demás, y Responsabilidad para todas tus acciones.

19. No permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.

20. Cuando te des cuenta que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.

21. Sonríe cuando respondas al teléfono, quien llama lo podrá escuchar en tu voz.

22. Cásate con una persona que guste de conversar, pues cuando llegue la vejez las habilidades de conversador(a) serán mas importantes que cualquier otra.

23. Pasa algún tiempo en soledad

24. Abre tus brazos al cambio, pero no te desprendas de tus valores.

25. Recuerda que el silencio es, a veces, la mejor respuesta.

26. Lee mas libros y mira menos TV.

27. Vive una vida buena y honorable. Luego, cuando te hagas viejo y recuerdes el pasado, veras como la disfrutas por segunda vez.

28. Confía en Dios, pero cierra bien tu auto.

29. Una atmósfera amorosa en tu hogar es importante.

30. Haz todo lo posible para crear un hogar tranquilo y armonioso.

31. Ante desacuerdos con tus seres queridos, céntrate en la situación presente.

32. No traigas de vuelta el pasado.

33. Lee entre líneas.

34. Comparte tu conocimiento. Es una manera de lograr la inmortalidad.

35. Se gentil con el planeta….

36. Jamás interrumpas cuando estés siendo halagado.

37. Ocúpate de tus propios asuntos.

38. No confíes en un hombre/mujer que no cierre los ojos cuando lo/la besas.

39. Una vez al año, visita algún lugar donde nunca hayas estado.

40. Si ganas mucho dinero, disponlo para ayudar a otros mientras estés con vida. Esa es la mayor satisfacción que la fortuna te puede dar.

41. Recuerda que el no conseguir lo que quieres es a veces un golpe de suerte

42. Aprende todas la reglas y luego… rompe algunas.

43. Recuerda que la mejor de las relaciones es aquella donde el amor entre dos personas es mas grande que la necesidad del uno por el otro.

44. Juzga tu éxito en la medida de lo que tuviste que renunciar para obtenerlo.

45. Aborda el amor y la cocina con un cierto temerario abandono.

Colaboración de Marta Zaghini
 
 

Te invitamos a compartir este texto y que lo envíes a quienes creas que lo puedan disfrutar o que les pueda ser de utilidad.

Nos encantaría recibir alguna reflexión, texto u oración que quieras compartir.