Los argentinos, ante un momento crucial – Luis Majul en La Nación

Los argentinos, ante un momento crucial

Por Luis Majul | LA NACION 27 de Agosto 2015

¿Cuántas urnas más se deberían quemar en Tucumán o en cualquier provincia de la Argentina para declarar fraude y cambiar el actual sistema electoral de una vez? ¿Cuánta dependencia del Estado, cuánto clientelismo disfrazado de ayuda social, cuánto empleo público y cuánta limosna oficial se necesitan exactamente para ganar las elecciones siguientes y seguir gobernando? ¿Cuánta degradación de las instituciones es suficiente para que la mayoría de la sociedad ponga un límite a semejante estado de cosas?

Entre 15 y 18 millones de argentinos dependen de alguna manera del Estado. Del nacional, provincial o municipal. Dependen del Estado para cobrar planes sociales, pensiones, jubilaciones o el recibo de sueldo correspondiente a su trabajo. Esta cifra explica, en parte, por qué sigue ganando el Frente para la Victoria en provincias como Tucumán, Jujuy o Formosa. ¿Son la mayoría de estos argentinos rehenes o cautivos de los oficialismos de turno? ¿No les importan el maltrato, los abusos y las mentiras porque lo único que desean es llegar a fin de mes? ¿No les pega en la boca del estómago, por ejemplo, que los señores feudales de la provincia de Formosa insulten de arriba abajo a un ídolo popular como Carlos Tevez sólo porque se atrevió a decir que lo impactó la enorme desigualdad que vio en esa provincia?

¿Cuánto tiempo más los progresistas e intelectuales que apoyan a este gobierno van a seguir manteniendo su silencio cómplice frente a los gravísimos casos de corrupción, la desigualdad y la miseria en buena parte del Norte argentino y en las intendencias obscenas de los barones del conurbano, que siguen atornillados al poder desde hace más de 20 años?
¿Lo que está sucediendo ahora mismo, en términos generales, no es lo mismo que pasaba en los años 90, cuando la mayoría del periodismo honrado salió a investigar el brutal asesinato de María Soledad Morales? ¿No era también todo el contexto político y social que rodeó aquel emblemático caso lo que debía terminarse de una vez? ¿Qué diferencia verdadera hay entre los que mandan ahora con los que gobernaban en aquellos años? ¿O se toleran porque antes eran aliados de Carlos Menem y ahora lo son de Cristina Fernández?

¿La diferencia es que uno es “lo peor de la derecha” y la otra “tiene a los pibes para la liberación”? ¿Cuál será el argumento que lo justifica? ¿Que en Jujuy, ahora, además del eterno Eduardo Fellner, tienen como socia a Milagro Sala, cuyas prácticas de conducción son tan autoritarias y abusivas como las de cualquier caudillo del Norte?

¿Hay una corrupción inaceptable y otra que se puede justificar? ¿Es inadmisible la condena por coimas al ex titular de la Casa de la Moneda, el hombre de Carlos Menem, Armando Gostanian, pero se le pueden “aguantar los trapos” al vicepresidente Amado Boudou, sólo porque lo eligió Cristina? ¿Hay votos en cadena o destrucción de telegramas y de urnas condenables y otras que se deben soportar o tragar, como si fueran sapos?

Es difícil saber cuánto tiempo se puede prolongar este clima político enrarecido. Es difícil predecir si la mitad del país más o menos informado se sentirá inquieta por las protestas de los tucumanos que no se resignan a que les roben sus votos. O si a la otra mitad le alcanzará con decirse que se trata de un complot del Grupo Clarín para desestabilizar al gobierno nacional o perjudicar las chances del candidato a presidente del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

Hay un cóctel de ingredientes aparentemente inconexos que podrían ayudar a explicar el presente estado de las cosas. Uno, sin dudas, es que estamos en el medio de una campaña electoral larga, extenuante, desgastante, compleja y de resultado todavía incierto. Estamos metidos en un sistema denominado PASO que fue ideado por Néstor Kirchner cuando todavía soñaba con perpetuarse en el poder a través de un esquema que se malogró con su muerte temprana e inesperada. Estamos inmersos en un proceso en el que cada pequeña cosa adquiere un dramatismo notable, porque podría determinar el fin de la carrera y los negocios de miles de dirigentes que hace por lo menos 30 años viven de la política.

Los encuestadores que menos se equivocan coinciden en el diagnóstico del momento. A Scioli todavía le faltarían unos pocos puntos para ganar en primera vuelta. Le adjudican, incluso después de las inundaciones y de su viaje a Italia, una intención de voto muy cercana a los 40 puntos. Su principal competidor, Mauricio Macri, superaría, apenas, los 30. Pero si el gobernador de la provincia de Buenos Aires transcendiera los 40 puntos y el jefe de gobierno de la ciudad no llegara a los 30, el oficialismo ganaría en primera vuelta. Y si Macri lograra reducir la diferencia a menos de 10 puntos y Scioli, al mismo tiempo, no alcanzara los 45 puntos, se debería dirimir la competencia entre los dos en el ballottage de noviembre. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, repetiría, voto más, voto menos, la digna actuación de las primarias y Fernando del Caño, el candidato de la izquierda, sería uno de los mayores tributarios de este clima enrarecido, con una intención de voto de entre 7 y 8 puntos.

Macri, Massa y Margarita Stolbizer se acordaron tarde de instalar en los medios la potente idea de que en este contexto de diferencias mínimas, cada voto tiene un valor superlativo y puede cambiar el signo del gobierno que llegue. Los equipos de campaña de Cambiemos y del Frente Renovador se dieron cuenta, esta semana, de que para arrebatarle el poder al oficialismo necesitan mucho más que llegar con lo justo. Necesitan algo más que miles de fiscales en cada rincón de la Argentina. Precisan un cambio de clima parecido al que llevó a Raúl Alfonsín a superar a Ítalo Lúder por una diferencia de casi 12 puntos.

Éste es un momento crucial. Puede terminar definiendo el contexto político, económico, social y cultural del país de los próximos años. Si la oposición no gana ahora mismo el debate para colocar a la opinión pública de su lado habrá perdido una oportunidad única. ¿Hay tiempo y masa crítica para modificar el sistema electoral y votar con más trasparencia el próximo 29 de octubre o hay que aguantarse y fiscalizar como se pueda, y resignarse a perder por la mínima diferencia? Para ganarle al peronismo ya no basta con lograr más votos. Ahora Macri, Massa y el resto de la oposición tienen que mostrar tanta o más vocación de poder que la que poseen Cristina Fernández o Daniel Scioli.

Javier Cívico habla de la reacción frente al Sistema Electoral

Video subido a You Tube el 28 de Agosto 2015

Texto que acompañó al Video:
El Domingo pasado ( 23 Agosto 2015 ) el corruptible Sistema Electoral argentino quedó groseramente en evidencia. Después de la Elección a Gobernador, los ciudadanos tucumanos reaccionaron frente a las enormes sospechas de fraude electoral, clientelismo, violencia cívica, etc. que van a quitarle legitimidad al Gobernador Manzur cuando sea definitivamente elegido. La reacción tucumana invita a la esperanza, a la reacción ciudadana frente a los atropellos de los aparatos políticos y de los políticos y partidos inescrupulosos

Julio Bárbaro habla de las Elecciones PASO Presidenciales del 9 de Agosto 2015

Javier Cívico muestra el Análisis del histórico dirigente peronista Julio Bárbaro sobre las Elecciones PASO Presidenciales del Domingo 9 de Agosto 2015, que hizo al mediodía del día siguiente en el Canal de Noticias TN.

Javier Cívico expone su compromiso, sus metas y convicciones

Hoy Domingo 16 de Agosto 2015, me estoy presentando en F.E.+ FE.
Seguramente notarán mi gran parecido con Javier Feviva, al que acaban de conocer. Soy su hermano mellizo gemelo. Tengo otros hermanos mellizos ( Javier Sportsfan, Javier Planner y Javier Arquitógrafo ) con los cuales comparto otros placeres y compromisos, pero no este sitio web.

Me presenté en You Tube hace menos de una semana. Pueden buscarme ahí en el futuro para conocer más videos que iré subiendo en los próximos meses vinculados a mi actividad docente cívica, fiscalizadora de presidentes y funcionarios, y aportadora de ideas y proyectos para aumentar el bienestar de nuestra sociedad.

Soy un Ciudadano Argentino que ASUMÍ el COMPROMISO de PARTICIPAR en POLÍTICA SIN QUERER SER POLÍTICO NI FUNCIONARIO.
Para mí, el FIN SUPREMO de la POLÍTICA PÚBLICA es el BIENESTAR de TODOS los Ciudadanos. La POLÍTICA que podemos hacer los ciudadanos es distinta a la que hacen los dirigentes y militantes políticos. A diferencia de ellos, no tenemos la tentación de ganar poder y dinero fácil a cambio de nuestra participación.

Empiezo a participar activamente porque llegamos a un LÍMITE que creo que NO DEBEMOS ATRAVESAR como Sociedad: en Política El FIN de los Funcionarios NO DEBIERA JUSTIFICAR los MALOS MEDIOS. No debemos dejar que nos pueda dominar el “VALE TODO” y el “TODO PASA”, por encima de la LEY.
Desde siempre la política pública la hacen CASI con EXCLUSIVIDAD los POLÍTICOS y la llevan adelante los FUNCIONARIOS, muchas veces EN SU PROPIO BENEFICIO. ASÍ NOS FUE HASTA AHORA a los argentinos, y a muchos países de Latinoamérica.

En la Argentina durante los últimos 25 años VALIÓ TODO en Política, y durante los últimos 4 años los PRINCIPALES MIEMBROS del GOBIERNO de nuestra NACIÓN, como lo expresó nuestra Presidente en una aparición pública, quisieron ir por TODO, sin ACLARAR que una Prioridad para ellos era su PROPIO BENEFICIO USANDO el VALE TODO, sin Respetar a las Personas y a las Instituciones que puedan ser un obstáculo para sus fines políticos y económicos.

Como Ciudadanos que vivimos en un Sistema Democrático de Gobierno TENEMOS el DERECHO de ELEGIR con nuestro Voto a los Políticos que queremos que Gobiernen el Estado de la manera que indica la Constitución, para el BENEFICIO y el BIENESTAR de TODOS los CIUDADANOS, y cada uno de nosotros TENEMOS el DERECHO de CUESTIONAR PÚBLICAMENTE con respeto por su investidura, a los Funcionarios que NO CUMPLEN ADECUADAMENTE las TAREAS para las cuales son elegidos por nosotros.

El DESAFÍO ACTUAL es que los Ciudadanos que QUISIÉRAMOS COMPROMETERNOS con el Bienestar de la Sociedad Argentina y Latinoamericana evitando los atropellos de quienes gobiernan en nuestra representación, lo hagamos desde un ESPACIO que NO tiene que ser obligatoriamente un Partido Político o siendo Funcionario de Gobierno. Yo empiezo a HACER POLÍTICA DESDE INTERNET. Muchos lo están haciendo desde las REDES SOCIALES.

SUMATE al COMPROMISO por el BIEN COMÚN. TODOS PODEMOS hacerlo de muchas maneras. No necesitás ser un militante. ELEGÍ TU PROPIA MANERA. NO SEAS INDIFERENTE. Es GRATIFICANTE sentirse parte de una POSIBLE SOLUCIÓN de nuestros problemas.
Si te gusta lo que propongo, la mejor manera de ayudarme a cumplir mi misión cívica es divulgando este video y el de mi presentación en You Tube el lunes pasado ( https://youtu.be/ni0KyD6axyc ) con su declaración adjunta en el texto, hacer click en “me gusta”, compartirlos con conocidos, o haciendo aportes en un comentario o intercambiando opiniones.

NO DEJEMOS TODO en mano de los POLÍTICOS y FUNCIONARIOS. Ellos NO TIENEN TODAS las RESPUESTA, y muchos de ellos TIENEN MALAS INTENCIONES, que NOS PERJUDICAN a TODOS. Hay muchos Funcionarios que actúan en su PROPIO BENEFICIO por encima de los BENEFICIOS para los Ciudadanos. Usan el VALE TODO, especialmente para ROBARNOS a TODOS parte del Tesoro Nacional. Hagamos algo para impedirlo.

TODOS PODEMOS HACER POLÍTICA para LOGRAR el BIENESTAR de la SOCIEDAD que integramos.

LA FORMA Mínima, MÁS FÁCIL y DECISIVA de TENER COMPROMISO en PARTICIPAR en POLÍTICA siendo Ciudadanos Argentinos mayores de 18 años, es VOTANDO a CONCIENCIA entre los Candidatos a Presidente, Gobernadores o Intendentes, pensando en el BENEFICIO y BIENESTAR de TODOS los habitantes de un distrito, de una provincia, y de TODOS los CIUDADANOS de nuestro querido país.

Nó Sólo Elegiremos QUIENES, sino también Eligiremos el CÓMO.

La buena noticia es que Tendremos un NUEVO PRESIDENTE. Eso ya es el Primer Cambio. Ninguno de los Candidatos Presidenciales ya definidos tiene la Misma Mala Actitud hacia una parte importante de la ciudadanía, que tuvo el Gobierno que se irá en Diciembre 2015. Quedan algunos candidatos a gobernadores e intendentes que sí tienen esa misma mala actitud, lamentablemente.

La Pregunta clave para hacernos es: ¿QUIERO que SEAN Gobernantes los miembros del Partido Oficialista que lo hicieron durante los últimos 12 años, con las ACTITUDES y las ACCIONES con que lo hicieron HASTA AHORA ?

Lo que puede definir la elección de los indecisos y de los indiferentes es pensar si queremos elegir intendentes y gobernadores potencialmente peligrosos en su forma de actuar y que difícilmente aporten al bienestar de todos, y elegir un Candidato a Presidente mesurado, pero que pueda ser influido o dominado por sus Socios Políticos del Gobierno saliente que permanecerán en funciones ejecutivas.

Vamos a elegir entre la certeza ( con los candidatos opositores ) de un cambio de fondo en la forma de gobernar para que la Administración del país cambie para mejor, o la incertidumbre y peligro que generan algunos candidatos del partido gobernante.

En Octubre 2015 vamos a decidir si queremos Votar por Continuar la manera de Gobernar del “Vamos por Todo” con el “Vale Todo” o Cambiarla por la de cualquiera de las otras opciones que tenemos. Esa es la Cuestión.

Nuestros Beneficios y Bienestar como Sociedad están en juego.

Los Ciudadanos NO SÓLO Podemos hacer Política con nuestro VOTO en las Elecciones. HAY otras maneras de hacerlo y te invito a participar de alguna de ellas , pero lo MÍNIMO que podemos HACER es VOTAR a CONCIENCIA.

Javier Cívico se presenta en F.E. + FE

Hoy Domingo 16 de Agosto 2015, retomo oficialmente mi actividad en el Sitio Web F.E. + FE ( Fortaleza Espiritual y Fe Viva www.fortalezayfeviva.com.ar ) que puse en marcha hace exactamente cinco años en esta fecha del año 2010 y a la cual no me dediqué desde inicios de este año, y aprovecho el 5to. Aniversario para presentar a mi reciente “alias” Javier Cívico, que pasará a tener su espacio propio en FE + FE en la Sección “Crecimiento en Sociedad”