Javier Cívico: Ánimo Post Elecciones Nacionales del 25 Octubre 2015

Video subido a You Tube el 28 de Octubre 2015, con el siguiente comentario:

Javier Cívico comenta su ánimo personal y lo que percibe en la sociedad luego de las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015, en “la mirada del ciudadano”.

El Domingo pasado vivimos una jornada llena de sorpresas políticas, que podrán tener grandes consecuencias en la forma de hacer política en la Argentina y en el comportamiento y actitudes de los funcionarios de gobierno en el futuro.

Javier Cívico anuncia su futura web cívica ( operativa antes de fin de año )

Este video fue subido a You Tube el día 26 de Octubre 2015, con el siguiente comentario de presentación:

Ayer los argentinos votamos una vez más durante el año 2015, en las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015.

El ciudadano Javier Cívico comprometido en participar activamente en política no partidaria para mejorar la calidad institucional y por el bienestar de todos los argentinos y sin la voluntad de ser funcionario, anuncia su futura web cívica “Ganamos Todos” que estará operativa muy probablemente antes de la asunción del nuevo Presidente argentino el 10 de Diciembre 2015.

Elecciones Presidenciales 25 Octubre 2015 Ganamos todos los ciudadanos

Este video fue subido a You Tube el día 26 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Ayer los argentinos votamos una vez más durante el año 2015, en las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015. Debido a que habrá ballotage, tendremos que votar una vez más en el año el Domingo 22 de Noviembre 2015.

El ciudadano Javier Cívico comprometido en participar activamente en política no partidaria para mejorar la calidad institucional y por el bienestar de todos los argentinos y sin la voluntad de ser funcionario, cuenta porqué considera que ayer “ganamos todos” en la votación.

Javier Cívico: Su Acción Futura después de las Elecciones Presidenciales 2015

Este video fue subido a You Tube el día 21 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Dentro de cuatro día votaremos nuevamente los argentinos, y vamos a elegir a un nuevo Presidente en un proceso que acabará el Domingo 25 de Octubre o el día 22 de Noviembre.

El ciudadano Javier “Cívico” comprometido con el bien común de todos los argentinos, sin hacer política partidaria y sin querer ser funcionario, presenta su compromiso y su plan de acción que iniciará luego del 10 de Diciembre 2015, para que los ciudadanos controlemos y fiscalicemos el comportamiento, las actitudes y la administración de los fondos públicos de los funcionarios que sean elegidos en éstas elecciones: el nuevo presidente y los nuevos gobernadores principalmente.

Javier Cívico: Visión optimista previa a Elecciones Presidenciales 2015

Este video fue subido a You Tube el día 21 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Dentro de cuatro día votaremos nuevamente los argentinos, y vamos a elegir a un nuevo Presidente en un proceso que acabará el Domingo 25 de Octubre o el día 22 de Noviembre.

El ciudadano Javier “Cívico” comprometido con el bien común de todos los argentinos, sin hacer política partidaria y sin querer ser funcionario, cuenta por qué es optimista para el inicio de la nueva etapa política que comenzará el 10 de Diciembre con la puesta en funciones del nuevo Presidente de la República Argentina.

Javier Cívico: Actitudes de ciudadanos y funcionarios para el futuro

Este video fue subido a You Tube el día 21 de Octubre 2015, con el siguiente comentario de presentación:

Dentro de cuatro día votaremos nuevamente los argentinos, y vamos a elegir a un nuevo Presidente en un proceso que acabará el Domingo 25 de Octubre o el día 22 de Noviembre.

El ciudadano Javier “Cívico” comprometido con el bien común de todos los argentinos, sin hacer política partidaria y sin querer ser funcionario, presenta sus opiniones con respecto a las Actitudes y Comportamiento que podríamos tener los ciudadanos para mejorar nuestra calidad de vida como sociedad, y que deberían tener los políticos, funcionarios y gobernantes en el futuro.

Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos comprometidos ( 3era. parte )

Este video fue subido a You Tube el día 1 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Esta es la 3era. de 3 partes.
Si querés ver el video completo buscá Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos Comprometidos (completo ) 1 Octubre 2015 o hacé click en el link https://youtu.be/YS5P4UxUWyk

Javier “Cívico” presenta hoy a menos de un mes de las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015, un Manifiesto sobre la importancia y la necesidad de que los ciudadanos participemos comprometidamente en temas Cívicos y Políticos durante esta nueva etapa del gobierno del Estado que se iniciará con un nuevo Presidente después de 12 años de gobierno kirchnerista, explicando que no es imprescindible actuar en partidos políticos o siendo funcionario de gobierno para generar cambios y mejoras en el comportamiento de quienes nos gobiernen de ahora en más y en la calidad de vida de todos los argentinos..

Las manifestaciones públicas masivas, o individuales vía You Tube, correo electrónico, redes sociales, etc. están al alcance de muchísimos argentinos que quisieran difundirlas y/o participar en propuestas cívicas atractivas y críticas constructivas. Es hora de participar activamente !!!!

Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos comprometidos ( 2da. parte )

Este video fue subido a You Tube el día 1 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Esta es la 2da. de 3 partes.
Si querés ver el video completo buscá Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos Comprometidos (completo ) 1 Octubre 2015 o hacé click en el link https://youtu.be/YS5P4UxUWyk

Javier “Cívico” presenta hoy a menos de un mes de las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015, un Manifiesto sobre la importancia y la necesidad de que los ciudadanos participemos comprometidamente en temas Cívicos y Políticos durante esta nueva etapa del gobierno del Estado que se iniciará con un nuevo Presidente después de 12 años de gobierno kirchnerista, explicando que no es imprescindible actuar en partidos políticos o siendo funcionario de gobierno para generar cambios y mejoras en el comportamiento de quienes nos gobiernen de ahora en más y en la calidad de vida de todos los argentinos..

Las manifestaciones públicas masivas, o individuales vía You Tube, correo electrónico, redes sociales, etc. están al alcance de muchísimos argentinos que quisieran difundirlas y/o participar en propuestas cívicas atractivas y críticas constructivas. Es hora de participar activamente !!!!

Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos comprometidos ( 1era. parte )

Este video fue subido a You Tube el día 1 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Esta es la 1era. de 3 partes.
Si querés ver el video completo buscá Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos Comprometidos (completo ) 1 Octubre 2015 o hacé click en el link https://youtu.be/YS5P4UxUWyk

Javier “Cívico” presenta hoy a menos de un mes de las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015, un Manifiesto sobre la importancia y la necesidad de que los ciudadanos participemos comprometidamente en temas Cívicos y Políticos durante esta nueva etapa del gobierno del Estado que se iniciará con un nuevo Presidente después de 12 años de gobierno kirchnerista, explicando que no es imprescindible actuar en partidos políticos o siendo funcionario de gobierno para generar cambios y mejoras en el comportamiento de quienes nos gobiernen de ahora en más y en la calidad de vida de todos los argentinos..

Las manifestaciones públicas masivas o individuales vía You Tube, correo electrónico, redes sociales, etc. están al alcance de muchísimos argentinos que quisieran difundirlas y/o participar en propuestas cívicas atractivas y críticas constructivas. Es hora de participar activamente !!!!

Manifiesto de Javier Cívico: Ciudadanos comprometidos ( completo )

Este video fue subido a You Tube el día 1 de Octubre 2015, con el mismo título de esta nota y con el siguiente comentario de presentación:

Javier “Cívico” presenta hoy a menos de un mes de las Elecciones Presidenciales del 25 de Octubre 2015, un Manifiesto sobre la importancia y la necesidad de que los ciudadanos participemos comprometidamente en temas Cívicos y Políticos durante esta nueva etapa del gobierno del Estado que se iniciará con un nuevo Presidente después de 12 años de gobierno kirchnerista, explicando que no es imprescindible actuar en partidos políticos o siendo funcionario de gobierno para generar cambios y mejoras en el comportamiento de quienes nos gobiernen de ahora en más y en la calidad de vida de todos los argentinos..

Las manifestaciones públicas masivas, o individuales vía You Tube, correo electrónico, redes sociales, etc. están al alcance de muchísimos argentinos que quisieran difundirlas y/o participar en propuestas cívicas atractivas y críticas constructivas. Es hora de participar activamente !!!!

Javier Cívico – Contenidos Principales a desarrollar

Este Listado y Punteo es básico, y se irá incrementando con el paso del tiempo.

CIUDADANOS
DERECHOS y BENEFICIOS
Teoría y Práctica Ciudadana

INSTRUCCIÓN CÍVICA
Instrucción Cívica TEÓRICA y PRÁCTICA ( para los ciudadanos )
CONSTITUCIÓN ¿ A quién le interesa hacerle cambios ?
FORMA y SISTEMA de GOBIERNO ( teoría y práctica )
ESTADO y GOBIERNO ( teoría y práctica )
Experiencias y Enseñanzas de la Historia ( visiones de ciudadanos y de políticos )

VOTACIÓN
Ciudadanos y Votación
¿ Qué ELIJO cuando VOTO ?
¿ Qué puedo GANAR o PERDER con mi VOTO ?
¿ A quién le interesa hacer TRAMPA en una Elección ?
Voto PREMIO, CASTIGO y ESPERANZA ( análisis y evaluación de actuación previa y candidatos )

POLÍTICA
Teoría y Práctica Política ( todos los ciudadanos tenemos Vida y Acción Política por PARTICIPAR o por NO PARTICIPAR, como todos aportamos a la Cultura y a la Vida en Sociedad con nuestro comportamiento público )
Vicios, Picardías, Defectos, Delitos y Malas Actitudes del Sistema Político
Política y Políticos ( no es lo mismo )
Política Ciudadana ( todos podemos participar sin compromiso partidario )
Políticos y Funcionarios ( sospechosos y peligrosos, hasta que demuestren lo contrario ) ( grados de sospecha y peligrosidad )
Daños Potenciales de los Políticos ( menores que los de los Funcionarios )

FUNCIONARIOS
Empleados Públicos
Misión de los Funcionarios ( teoría )
Tareas y Actuación de los Funcionarios ( práctica )
Daños ( buenas y malas intenciones ) y Delitos ( malas intenciones ) de los Funcionarios

INTENDENTES y GOBERNADORES
Empleados Públicos
Misión de Intendentes y Gobernadores ( teoría )
Tareas y Actuación de los Intendentes y Gobernadores ( práctica )
Daños ( buenas y malas intenciones ) y Delitos ( malas intenciones ) de los Intendentes y Gobernadores

PRESIDENTES
Empleados públicos
Misión de los Presidentes ( teoría )
Responsabilidades ineludibles
Tareas y Actuación de los Presidentes ( práctica )
Daños ( buenas y malas intenciones ) y Delitos ( malas intenciones ) de los Presidentes

GOBIERNO
Las Necesidades de los Ciudadanos y la Agenda de los Funcionarios ( teoría y práctica )
Las Obras de Gobierno ( teoría y práctica )
Análisis y Evaluación de los Comportamientos
Comportamiento de Presidentes y sus Gobiernos ( teoría y práctica )
a)Actitudes ( Buenas y Malas Intenciones ) de Gobierno
b)Acciones ( Buenas y Malas Decisiones ) de Gobierno
Análisis y Evaluación de los Comportamientos
a)Gobierno frente a los CIUDADANOS
a)Gobierno frente a los CREADORES de RIQUEZA
b)Gobierno frente a la JUSTICIA ( Interés en presionarla y Jueces Favorables )
c)Gobierno frente a los MEDIOS de COMUNICACIÓN
d)Gobierno y DEPORTE ( similitudes – parábolas )
e)Gobierno frente a la HISTORIA ( historia a medida )
POLÍTICA ECONÓMICA y sus CONSECUENCIAS ( Beneficios y Daños a la sociedad )
POLÍTICA EXTERIOR y sus CONSECUENCIAS ( Beneficios y Daños a la sociedad )

Javier Cívico – Plan de Acción a Corto y Largo Plazo

MI PLAN de ACCIÓN PERSONAL

a)Presencia Pública en Videos y Textos ( You Tube y DVDs propios )
b)Presencia Pública en Páginas Web propias
c)Charlas Públicas
d)Exposiciones Públicas

PLAN de ACCIÓN para Ciudadanos Comprometidos

a)Difusión de Contenidos
b)Aporte de Propuestas
c)Testimonios Personales

PLAZOS del PLAN de ACCIÓN

a)Primera Etapa: Elecciones Nacionales 2015 Participación Extraordinaria
b)Segunda Etapa: Vida Diaria Futura desde 2016 Participación Ordinaria

Javier Cívico – Principales Metas a Mediano y Largo Plazo

a)Obtener Beneficios para TODOS los Ciudadanos y Mejorar la Calidad de Vida en Sociedad

b)Brindar Instrucción Cívica para TODOS los Ciudadanos

c)Combatir y Erradicar los Vicios de los Funcionarios y los Defectos del Sistema Político

c1) Mostrar las “Trampas” que Hacen o Hicieron los Presidentes y Funcionarios de Alta Jerarquía

c2) Desenmascarar Malas Intenciones y el Comportamiento Delictivo de los que Fueron Condenados o generaron Sospechas de Actuar con Corrupción y con malas intenciones en contra de los intereses de TODOS los Ciudadanos

d)Análisis y Evaluación de Presidentes y Funcionarios de Alta Jerarquía
d1) Obras de Gobierno
d2) Comportamiento de Gobierno

e)Crear un Archivo Cívico de Obras y Comportamientos de Ex Presidentes y Funcionarios de Alto Rango, para Recordar y Mantener Vivas las Enseñanzas de la Historia intentando evitar repetir antiguos errores, para el Bien de Nosotros y de las Generaciones Futuras
e1) Recordar las Sospechas y Condenas Ciudadanas
e2) Recordar los Buenos Comportamientos y las Buenas Obras

Javier Cívico – Visión Cívica como Cristiano Comprometido

Los cristianos comprometidos tenemos como premisa básica “Amar a Dios sobre todas las cosas, y al Prójimo como a uno mismo”.

Podemos actuar con “Responsabilidad Cristiana” frente a nuestros Prójimos, en base a nuestros principios y a los valores morales que nos enseñan Jesús, sus discípulos, los Santos y la Iglesia desde los Evangelios y los ejemplos de vida.

No es una buena política hacernos los distraídos frente a los demás, ya que para los creyentes nada queda oculto a los ojos de Dios. Todos somos Prójimos de los demás. La primera muestra de amor al prójimo es Respetarlo. A todos sin excluir a nadie.

La suma de todos los Prójimos formamos la Sociedad que integramos, por lo tanto mostramos amor a Todos los prójimos y a nosotros mismos si participamos para mejorar nuestra Vida en Sociedad como Ciudadanos.

Mostramos caridad cristiana y amor al prójimo al tener Empatía con los más necesitados, al ser Integradores y Solidarios cuando ayudamos a que mejoren su calidad de vida, que tengan como mínimo un techo y servicios básicos, que accedan a la educación para que tengan conocimientos que les abran puertas en el futuro, que puedan cuidar su salud en forma accesible, que puedan vivir con seguridad evitando riesgos físicos, que puedan acceder a trabajar, que tengan oportunidades para ganar dinero, que puedan tener la opción y capacidad de ahorrar, que conozcan sus derechos cívicos y puedan aplicarlos para cumplir sueños y para vivir una vida digna,etc….

Javier Cívico – Diagnóstico Cívico

Los Presidentes y Funcionarios casi siempre fallan en su tarea laboral y eluden responsabilidades frente a sus “jefes”, que somos todos los ciudadanos. Muchos llegan hasta la mentira para cubrirse y engañarnos.

Salvo algunas pocas excepciones, los Presidentes ( democráticos y de facto ) del pasado y del presente, siendo los máximos funcionarios de gobierno, fueron y son hasta ahora los principales responsables de que los argentinos sigamos viviendo mal, muy por debajo de las posibilidades naturales de nuestro suelo y clima, de las circunstancias internas y externas, y de nuestras capacidades individuales y colectivas.

Los Presidentes no pueden eludir su responsabilidad y no pueden engañarnos aunque lo intenten muy a menudo. Todos tratan de estar del lado de los “buenos” para el juicio de los ciudadanos y de la historia con o sin méritos suficientes, e incluso algunos se “venden” como los mejores y distorsionan la historia.

Cuando los Presidentes y funcionarios económicos y otros de alta jerarquía malgastan el Tesoro Nacional, Provincial o Municipal y no controlan la inflación generada por el comportamiento del Gobierno Nacional, son totalmente responsables de nuestro estancamiento o decadencia económica, aunque intenten disimularlo.

Cuando ellos mismos, gobernadores e intendentes no se hacen responsables y no ayudan a la seguridad de los ciudadanos, cuando no ayudan a la capacitación laboral y no ofrecen oportunidades de trabajo al generar mejores condiciones, cuando no ofrecen respuestas a las necesidades de servicios básicos, de vivienda, de educación y de la salud de las personas, etc. no cumplen bien sus tareas específicas. Peor aún, cuando hacen “trampas” pícaras y cometen fraude para intentar perpetuarse en el poder y cuando roban o son cómplices de un robo del dinero de todos, hacen mal uso de su poder político y cometen delitos en contra de toda la sociedad.

El fantasma de la trampa en la elección presidencial – Luis Majul en La Nación

Jueves 03 de septiembre de 2015 | Publicado en edición impresa

El fantasma de la trampa en la elección presidencial

Por Luis Majul | LA NACION

Los barones de la política que viven de ella desde hace por lo menos 30 años dicen que pequeñas o grandes trampas, en el complejo sistema electoral de la Argentina, hubo siempre. Pero ¿por qué pareció estallar todo ahora, en el último año del gobierno de Cristina Fernández? Porque nunca una elección presidencial se transformó en una competencia tan reñida como la que se va a celebrar el próximo domingo 25 de octubre. Por lo menos, en los papeles.

Según la mayoría de las encuestadoras, va a haber segunda vuelta. Y será entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. Pero, si se presta atención a los números finos, se aceptará que la diferencia entre una eventual victoria en la primera vuelta del candidato del FPV y el llamado a un eventual ballottage es, otra vez, mínima. Y entra en el margen de error técnico de cualquier consultora. ¿Cómo evitar, entonces, en este escenario para el infarto, que la mezcla del voto cadena, los telegramas truchos, los robos de boletas y las quemas de urnas no terminen invalidando o deslegitimando el escrutinio final?

Supongamos que, pese a eso, el oficialismo y la oposición encuentran la manera de llegar a un resultado en octubre. Y que ese resultado determine un nuevo llamado a elecciones para la segunda vuelta. En ese caso, las encuestas previas plantean diferentes escenarios, pero el más repetido es el de un empate técnico entre el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el jefe de gobierno de la ciudad. Para que se entienda bien: un empate técnico, en “la gran final” del domingo 22 de noviembre, con una distancia de poquísimos votos a favor de uno o de otro, según cuál sea la medidora en cuestión. Entonces ¿qué autoridad política contaría con el respaldo moral suficiente como para garantizar y convalidar un resultado?

El escándalo de la votación en Tucumán ya está contaminando a toda la Argentina. En cuanto se investiga más allá de la superficie, se encuentran irregularidades, pequeñas o grandes trampas en casi todos los distritos del país. El candidato a gobernador del Frente Renovador, Felipe Solá, no ha podido probar, todavía, que le habrían malogrado cerca de 200.000 votos. Es casi seguro que la justicia electoral no llegará a determinarlo. Como tampoco alcanzará a esclarecer la propia justicia de Tucumán todas las denuncias que acaba de presentar el candidato a gobernador opositor José Cano. Pero la sospecha cierta está más que instalada. Como quedó convalidada con la denuncia del apoderado de la UCR en Formosa, Enrique Hernández, quien acusó al FPV de hacer votar a miles de paraguayos con domicilio falso y a cambio de dinero en efectivo, subsidios y planes sociales.

En otras provincias del Norte se detectaron mesas en donde los entonces precandidatos presidenciales Macri, Ernesto Sanz, Elisa Carrió, Sergio Massa, José Manuel de la Sota, Margarita Stolbizer, Adolfo Rodríguez Saá, Jorge Altamira y Nicolás del Caño obtuvieron cero votos. Aquellos resultados extraños no se elevaron a la categoría de escándalo porque los triunfos de los candidatos del FPV fueron tan contundentes que desalentaron toda protesta.

En cambio, los fiscales debutantes que, durante las últimas PASO, trabajaron para Pro en algunos distritos del conurbano bonaerense regresaron de su tarea espantados. El candidato a diputado Fernando Niembro relató con lujo de detalles cómo un grupo de fiscales del FPV presionó incluso a unos gendarmes que pretendían garantizar la fiscalización de las urnas de la escuela en la que él votó. “Nos patotearon mal. Y si no fuera por los gendarmes, se habrían llevado las urnas para hacer y deshacer a su antojo”, me dijo Niembro, horas después de la elección. Ahora también sabemos que hay fiscales de la oposición que terminaron aceptando retirarse antes del conteo a cambio de dinero contante y sonante.

¿Cómo se recupera el sistema político de semejante estado de sospecha? Como si esto fuera poco, los barones del conurbano están preocupados. Su olfato político les sugiere que deben despegarse de la boleta de Aníbal Fernández gobernador, pero están siendo presionados por el Gobierno para entregar en la mano la boleta completa. La preocupación del oficialismo es doble: Scioli teme que la fuerte mala imagen de Aníbal termine contagiando un rechazo hacia su nombre. Y otra es la de Cristina Fernández y el jefe de Gabinete, quienes temen que el mismo efecto termine haciendo que María Eugenia Vidal se transforme en gobernadora.

Ahora mismo, hay una encuesta nacional que ubica a la postulante de PRO un par de puntos arriba de Fernández, pero los propios responsables de la consultora dicen que hay que relativizarla, porque el porcentaje de indecisos es muy alto, cerca del 17%. “Y también hay que relativilizarla porque una cosa es decir que se va a votar a Vidal y otra cosa muy distinta es tomarse el trabajo de cortar boleta para hacerlo”, me explicó.

De nuevo. Supongamos que el resultado de la elección para gobernador en la provincia más importante del país se dirime por una mínima diferencia y que esa insignificante ventaja alimente las mismas sospechas que hoy persisten entre los tucumanos y los bonaerenses. ¿Quiénes, con qué criterio y con qué autoridad moral podrían convalidar las cifras definitivas? Es tan peligroso no terminar de esclarecer lo que pasó en Tucumán como agitar el fantasma de la deslegitimación del modo electoral y el sistema democrático de la Argentina.

Al mismo tiempo es ingenuo suponer que la casta de dirigentes que viene haciendo negocios personales desde la restauración democrática se quiera ir a su casa, si tiene oportunidad de discutir el resultado de una elección apretada. Los políticos honestos del oficialismo y de la oposición deberían empezar a analizar este escenario, porque una vez desatada la dinámica de la confrontación por la legitimidad de los triunfos podría ser muy difícil detenerla.

Los analistas políticos suelen hablar del cisne negro para definir la irrupción de un hecho inesperado. Pero en esta Argentina de 2015 parece haber uno por semana. La muerte del fiscal Alberto Nisman y las polémicas elecciones de Tucumán son el primero y el último de una larguísima saga. Cristina Fernández acaba de ingresar en sus últimos cien días de gobierno. La imagen positiva de la Presidenta todavía es muy alta y sus incondicionales vaticinan que le sobrará para volver en 2020, cuando su sucesor haya completado el mandato correspondiente. Con el debido respeto por su investidura, debería estar más atenta al proceso electoral que a su cuenta de Twitter.

Muchas y viejas trampas del Sistema Electoral – Joaquín Morales Solá en La Nación

Muchas y viejas trampas del sistema electoral

Por Joaquín Morales Solá | LA NACION 30 de Agosto 2015

Un fiscal opositor vale entre 3000 y 4000 pesos. Es el precio que cobra para traicionar a su partido e irse a su casa antes de la firma de las actas, al final de un día de elecciones. Las actas las toma luego el Correo Argentino y los jóvenes cristinistas que lo pueblan cambian los números. ¿Y si alguien protesta? No hay firma del fiscal opositor. La queja no es válida. Antes de que los fiscales opositores se vayan, pasaron ya por las urnas argentinos que recibieron una bolsa de comida o una cantidad de pesos para votar de determinada forma. O se había cometido el menor de los pecados: el robo de boletas del opositor más temido. Sólo falta que voten los muertos. si es que ya no lo hicieron.

La Argentina camina hacia una crucial elección presidencial en tales condiciones. La culpa es del oficialismo, pero sólo en una medida mayor. Toda la dirigencia política consintió un sistema de votación viejo y tramposo. ¿Por qué no hizo de su modificación una bandera esencial cuando había tiempo para cambiarlo? ¿Qué extraña alianza sucedió para que la oposición al kirchnerismo se limitara a presentar en el Congreso algunos proyectos modificatorios, como quien sienta un precedente, sin hacer mucho ruido? Uno de los rasgos previamente más escandalosos del caso de Tucumán es el sistema de acople que permitió aturdir a los tucumanos con 25.000 candidatos. También la oposición sacó provecho de ese esquema desopilante.

La elección tucumana dejó secuelas profundas. Desenmascaró, en primer lugar, la magnitud de la manipulación. El feudo de Alperovich no es novedoso; sólo es obsceno. Las depredaciones de Tucumán distendieron también el tenso clima que preexistía entre los opositores nacionales. A pesar de ello, no fue fácil juntar en un mismo acto a Macri, Massa y Stolbizer. Los propios candidatos debieron superar consejos diferentes de sus asesores. Pero quebraron el hielo que los separaba, y ése no es un dato menor cuando todavía resta pelear por el resultado de elecciones que podrían ser muy reñidas.

Conocemos ahora el tamaño y las formas de las trampas. Y los gestos opositores fueron notablemente distintos. Pero, ¿qué harán para cambiar las cosas en octubre y noviembre? Massa propuso ampliar a todo el país la boleta única y electrónica que ya se usó exitosamente en la Capital y Salta. O, más modesto, planteó que la votación se haga manualmente, pero con una boleta única. ¿De dónde se sacarían en tan poco tiempo las máquinas para votar e imprimir la boleta electrónica? Podrían ser alquiladas en Brasil, Venezuela o Ecuador, que usan un sistema parecido de votación con boleta única y electrónica. Que Venezuela y Ecuador, donde mandan dos regímenes autoritarios, tenga un método electoral más moderno que el de la Argentina es el mejor ejemplo de la decadencia nacional y de la indiferencia de sus dirigentes ante la ruina del sistema político.

Cualquiera de esas alternativas, que son válidas, chocarían con la Cámara Nacional Electoral, integrada por jueces serios e independientes, la que viene reclamando desde 2007 la implementación de la boleta única. Volvió a hacerlo tras las última PASO presidenciales del 9 de este mes. Nadie nunca se dio por aludido. Ahora, esa Cámara pasará cualquier iniciativa de modificación por la lectura de la Constitución y del Código Electoral. Y la Cámara pedirá una ley que modifique el sistema electoral aun para la boleta única, que ya se usa para que voten los presos. “Denme una ley”, le contestó uno de esos jueces a un dirigente opositor que le habló de la boleta única.

El primer escollo con el que tropezará un cambio es el Gobierno. Cristina Kirchner no quiere cambiar nada. Lo hace porque nunca se mostró dispuesta a ceder a la presión de los opositores y también porque no quiere irse peleada con los caudillos provinciales y municipales que medran con el viejo y fullero sistema. Ella prefiere creer que los cacerolazos de Tucumán fueron inspirados por la CIA, por el imperio de Barack Obama que acaba de ordenar el deshielo con los hermanos Castro en Cuba y que promovió un acuerdo de cohabitación en el mundo con Irán. Cristina cree (y lo cree, realmente) que ella es más peligrosa para el imperio norteamericano que los Castro o los ayatolas de Teherán.

Lo cierto es que sin Cristina es imposible cualquier cambio en el sistema de votación. Las leyes que reglamentan las elecciones deben ser aprobadas por la mayoría absoluta del Congreso (la de todos sus miembros). Son necesarios los votos que responden al Gobierno. Es cierto lo que dice el Gobierno en ese sentido. No es cierto, en cambio, que no haya tiempo para hacerlo. ¿No hay tiempo para mejorar el sistema electoral y sí lo hay para aprobar una ley que modifica sustancialmente el régimen sobre las acciones del Estado en empresas privadas? Este último proyecto podría ser aprobado en dos o tres semanas. Faltan aún casi dos meses para las elecciones de octubre. Hay tiempo, pero no hay la voluntad.

El único cambio que, quizá, la Cámara Nacional Electoral aceptaría sería el del escaneo de las actas en vez de que pasen por el Correo Argentino. La intermediación del Correo y de una empresa privada es también un viejo reclamo de esa Cámara, que nunca confió en ninguno de ellos. La resucitación del anciano Correo en tiempos de Internet y de increíbles progresos en las comunicaciones es un fascinante viaje al siglo XIX.

De todos modos, los datos del Correo sólo sirven para el escrutinio provisional. En una elección presidencial, el único escrutinio que vale es el definitivo, que está en manos de jueces federales de primera instancia y de la Cámara Nacional Electoral. Si el escrutinio provisional puede ser manipulado en el Correo y si las encuestas en boca de urna tampoco sirven, ¿cuándo se enterarán los argentinos del resultado de las elecciones? ¿Acaso cuando termine el escrutinio definitivo que lleva semanas? ¿Cuántos días vivirán entre candidatos presidenciales que cantarán victoria antes de tiempo? ¿Podría la Plaza de Mayo convertirse en la plaza de Tucumán? El escaneo de las actas de los fiscales podría evitar ese riesgo, si es que la dirigencia política (la del Gobierno, sobre todo) quiere evitarlo.

Scioli viene de las dos peores semanas de su vida política. Ahora está apretado por una endiablada tenaza. Necesita que un eventual triunfo suyo no sólo sea legal, sino también legítimo. Pero su gobierno se encierra en la defensa de un sistema electoral indefendible, que incluye la privatización del derecho al voto, en manos de fiscales leales o traidores. Ése es un derecho que debe garantizar el Estado.

Scioli está dispuesto a manifestar ciertas sutiles diferencias con la administración de Cristina (lo hará en los próximos días), pero el tema electoral parece significar una frontera infranqueable para él, quien se ofende hasta límites nunca vistos cuando le plantean el riesgo de la legitimidad de una victoria suya. Sin embargo, el contexto es el que manda, y está construido por el desvergonzado robo de boletas en el conurbano y por los desmanes sin límites ni medidas de Tucumán. ¿Influye esa barbarie en el resultado final? Depende de la diferencia para ir -o no- a una segunda vuelta. O para definir la segunda vuelta.

Lo que será carece de mucha relevancia. Es el mandato de la actual levedad política. Ése es el desafío que deberá enfrentar Scioli. En un mundo donde lo que parece es más importante que lo que es, prevalece más la fugaz imagen que el contenido de las cosas. Y la imagen del fraude sería letal para cualquier próximo presidente. Sea quien sea.

No es Tucumán, es todo el sistema – Carlos Pagni en La Nación

No es Tucumán: es todo el sistema

Por Carlos Pagni | LA NACION 31 de Agosto 2015

No hay cosa más difícil de percibir que lo obvio. Fue necesario el grotesco tucumano para que se advirtieran las inquietantes patologías del régimen electoral. Basada en las irregularidades ocurridas bajo el régimen de José Alperovich, la oposición reclama que se anulen los comicios. Esas anomalías son un capítulo de un problema más amplio y complejo: la crisis de representación que afecta a la política argentina. El impacto de este descubrimiento motivó respuestas inadecuadas. El oficialismo contestó con indolencia. Y la oposición propuso soluciones que demuestran un llamativo desconocimiento de un problema complejo, para el que no hay remedios de corto plazo.

Lo único inmediato son las consecuencias políticas del fraude. Scioli sigue siendo el más perjudicado. El desaguisado de Tucumán lo distancia del electorado juvenil, donde el kirchnerismo juega con ventaja. Y las manipulaciones del voto bonaerense durante las primarias dañaron un vínculo que para él es estratégico: despertó la preocupación de la Iglesia Católica y, sobre todo, del papa Francisco. Desencantado de las novedades que le llegan desde su país, el Pontífice podría postergar el viaje que tenía previsto para la segunda mitad del año próximo. Es lo que presumen figuras relevantes de la Conferencia Episcopal.

El debate sobre el modo de votar está minado por una confusión entre el sistema de votación y el sistema electoral. Son niveles distintos y en ambos aparecen deformaciones relevantes.
Alrededor del sistema de votación se está formando un mito: la presunción de que existe una receta que garantiza, para usar una denominación del siglo XIX, “la pureza del sufragio”. Se supone que la urna electrónica evita las trampas. Sin embargo, Alemania la adoptó en 2005, pero la declaró inconstitucional en 2009, porque el control de los procedimientos queda reducido a especialistas. Holanda volvió a las papeletas tradicionales en 2008. Irlanda había adoptado esa tecnología en 2002 y se deshizo de ella en 2012. En Venezuela hay voto electrónico, pero la oposición denunció que el triunfo de Nicolás Maduro, en 2013, fue manipulado. En Brasil no existen objeciones, pero el centro de cómputos del Tribunal Electoral rechaza alrededor de 500 hackeos diarios.

En la Argentina acaba de ocurrir una paradoja. La ciudad de Buenos Aires inauguró la urna electrónica, que es, en realidad, una impresora de lujo. La empresa que la proveyó, al cabo de un procedimiento plagado de objeciones, tiene un nombre presumido: Magic Software. Es la misma que presta servicios en Salta, donde el frente Romero-Olmedo, que integra el Pro de Mauricio Macri, pidió la inconstitucionalidad de la nueva tecnología porque no admite que sea auditado el “código fuente”. Son las instrucciones del programador a la máquina de votar. La fiscalía admitió el planteo, los tribunales locales lo rechazaron y hoy el caso está en la Corte Suprema. Detrás de la discusión tecnológica influye, además, el lobby de estas empresas. Es una de las razones por las que a menudo no se aconseja lo que parecería natural: votar por Internet, como empieza a suceder en la India, por ejemplo.

La papeleta única también plantea contradicciones. El método consiste en que cada votante recibe un formulario con todos los competidores de cada categoría y debe marcar al que prefiere. Así se elimina el robo de boletas. Pero se facilitan otras adulteraciones. Por ejemplo, que a escondidas un fiscal anule un sufragio agregándole cruces. Fue el argumento más frecuente del macrismo para denunciar fraude en Santa Fe.

Hay ardides que no tienen que ver con el modo de votar, sino con la organización de la elección. El Correo, presidido por Juan Claudio Tristán, está en el centro de las sospechas. No sólo porque haya militantes del kirchnerismo que en Tucumán alteraron el escrutinio provisorio. En la provincia de Buenos Aires se detectó que la empresa no repartió infinidad de telegramas para convocar a los presidentes de mesa. De ese modo, las autoridades que abren la escuela eligen a un fiscal, que suele ser oficialista, para que encabece la tarea. Además, el equipo de campaña de Julián Domínguez tiene constancias de que el Correo no repartió su boleta en innumerables mesas del conurbano. La alarma se encendió cuando la elección ya estaba jugada. Quien comunicó a Domínguez la mala noticia fue su vice, Fernando Espinoza: “Julián, nos robaron entre el 7 y el 10% de la elección”. El culpable, según ellos, fue Aníbal Fernández, que ejerce influencia sobre la empresa, sobre todo a través de los directivos de La Cámpora. Macri conoce estos riesgos: su padre fue propietario del Correo.

Junto con esta empresa del Estado, en las elecciones interviene el Ministerio del Interior, que confecciona los documentos de identidad. Este predominio del partido de gobierno sobre las demás fuerzas está acentuado por la reticencia de los magistrados a sancionar el uso de recursos públicos para conseguir votos. En la Argentina no es habitual que se penalice, como sucede en Brasil, a los gobernantes que utilizan vehículos oficiales para el proselitismo. Tampoco hay una línea divisoria entre la difusión de los actos administrativos y la propaganda. No es la única conexión entre fraude y corrupción. Cuando la política es la base para acumular fortunas incalculables, como sucede a menudo en el país, la competencia por el poder se vuelve más violenta. El que pierde pierde mucho más que un cargo.

La Cámara Nacional Electoral se propone acotar algunos de estos daños. El martes de la semana que viene recibirá a organizaciones civiles interesadas en la calidad de los comicios. Después habrá un encuentro con los partidos. Entre las salidas que podrían ofrecer los camaristas está reforzar el control judicial en el Correo y en las escuelas. Y establecer una papeleta única complementaria, no prevista por la ley, para neutralizar el robo de boletas.

VULNERABILIDADES
La organización de las elecciones está amenazada también por el manejo del calendario. En Brasil y México los comicios estaduales y nacionales son simultáneos. En cambio, la Argentina, que es la otra gran democracia federal de América latina, acostumbra desde 1991 a desdoblarlos. Por eso las elecciones provinciales son controladas por tribunales que casi siempre dependen del gobernador. Igual que la seguridad, confiada a la policía local. Un homenaje al federalismo que no se verifica en otros campos. Como se puede advertir, hay vulnerabilidades que no se eliminan con el voto electrónico o la boleta única.
Hay perturbaciones de otra naturaleza. No radican en el sistema de votación. Pertenecen al sistema electoral. Es decir, no tienen que ver con las prácticas, sino con las reglas que regulan la selección de representantes. En Tucumán hay una deformación escandalosa: el acople. También aparece en La Rioja. La legislación ha estimulado la proliferación infinita de partidos que cuelgan sus listas de legisladores e intendentes debajo de la boleta de los candidatos principales. Así, en algunas localidades, para sólo 12 concejalías competían 1300 candidatos. El oficialismo se beneficia con ese sistema porque es el único que puede financiarlo. Con fondos públicos, desde luego.

La ley de lemas es otra vía para desfigurar la voluntad del votante, de tal modo que un determinado partido siga en ejercicio del poder. Se aplica en Santa Cruz, donde quienes votan a los candidatos de Daniel Peralta, que es un antikirchnerista furibundo, terminan facilitando la llegada al poder de Alicia Kirchner. O viceversa. El mismo régimen se aplica en Misiones y en Formosa.
Las primarias también merecen innumerables objeciones, sobre todo porque determinan una intervención exagerada del Estado en la vida de los partidos. Pero nadie ha llevado el problema a la Justicia.

Las prácticas fraudulentas y las regulaciones distorsivas fueron advertidas por los opositores cuando el juego ya había comenzado. Macri descubrió tarde el valor estratégico de contar con una organización territorial. La lección tucumana obliga a Pro a formularse algunas preguntas. ¿Se puede confiar en los adorables voluntarios reclutados por Facebook para enfrentar al implacable peronismo? En el equipo de campaña de Macri admiten: “Llegó el momento de la política”. ¿Y hasta ahora a qué estaban dedicados? ¿A las artes circenses?

Scioli, sin embargo, paga el mayor costo. El kirchnerismo predomina entre los menores de 45 años, que son los más escandalizados por las malversaciones que afloraron en Tucumán. Pero, además, el fraude tuvo consecuencias que el candidato no previó. El Episcopado no sólo está desencantado de la presencia de Carlos Zannini en la fórmula presidencial. La candidatura bonaerense de Aníbal Fernández también activó una alarma. El jefe de Gabinete ha comenzado a pedir reuniones con sacerdotes emblemáticos para conjurar ese malestar, que asciende hasta a Jorge Bergoglio. En especial por la sospechosa derrota de Domínguez, que mantuvo siempre un vínculo amistoso con el Papa.

El malhumor de Francisco con la política argentina podría tener consecuencias protocolares. La visita prevista para la segunda mitad del año que viene tal vez vuelva a postergarse. Scioli tuvo un anticipo del giro. Nadie puede asegurar que, cuando viajó a Roma, quiso ver al primer ministro Matteo Renzi o a esos misteriosos inversores que no estaban en la playa. Pero hay fuentes eclesiásticas que afirman que, en secreto, trató de ver al Papa. Scioli lo niega. Menos mal. Porque si hubiera hecho el intento, tal vez no lo habrían recibido. El cambio climático, que tanto lo desvela, llegó también al Vaticano.

En Tucumán trastabilló la democracia – Eduardo Fidanza en La Nación

En Tucumán trastabilló la democracia

Por Eduardo Fidanza | Para LA NACION 29 de Agosto 2015

El desarrollo de las elecciones en Tucumán desató una enorme polémica y actualizó una de las pesadillas de la democracia: que los comicios puedan ser manipulados. Como es típico en una competencia en la que se juegan posiciones de poder, los actores del debate se alinearon antes por la pertenencia a partidos que por el ánimo de dilucidar la naturaleza de los hechos. La defensa de los intereses primó sobre el esclarecimiento de la verdad, reduciendo el acontecimiento a interpretaciones binarias. La oposición, que se consideró perjudicada, sostiene que el resultado es inválido por haberse incurrido en fraude, y avanza hacia una presunta causa: el clientelismo originado en la política feudal. El gobierno provincial, con apoyo del nacional, estima que el resultado es indiscutible, y reconoce sólo irregularidades menores de incumbencia judicial.

A diferencia de estas posiciones excluyentes, los hallazgos de la investigación académica sobre el fraude son más equilibrados. Por ejemplo, al cabo de un abordaje comparativo y sistemático del fenómeno (“¿Qué es el fraude electoral? Su naturaleza, sus causas y consecuencias”), el politólogo Fabrice Lehoucq saca tres conclusiones. En primer lugar, afirma que el fraude adopta una amplia variedad de formas, que van de las violaciones a la legislación electoral al uso de la violencia, como la intimidación a los votantes o la quema de urnas. Se trata de un síndrome que a las autoridades nacionales electorales, que están bien documentadas, no puede pasárseles por alto.

La segunda conclusión, no obstante, es que el fraude en la mayoría de los casos no resulta decisivo para determinar el desenlace de una elección. Sostiene Lehoucq: “Probablemente la colorida historia de la fabricación de votos exagere su propio papel como factor en los resultados de las elecciones”. Según esta interpretación, ése no es el problema del fraude, sino otras consecuencias más graves: por un lado, el fraude erosiona la estabilidad política, ya que puede ser decisivo cuando se trata de una contienda muy reñida; por el otro, la manipulación del voto quita credibilidad a los comicios, debilitando a las instituciones democráticas. La tercera conclusión de Lehoucq es muy apta para el caso tucumano: los intentos de robar elecciones aumentan con la desigualdad social, pero es la competencia política la que determina la estrategia de los partidos para falsificar votos.

Respecto del clientelismo, el terreno es también resbaladizo. Resulta fácil, y forma parte de la corrección política, condenarlo. Más complicado es entender su naturaleza, acerca de la cual la investigación etnográfica ha dado significativas orientaciones. Es claro que si el clientelismo deriva en la compra de votos se convierte en un vehículo del fraude. Sin embargo, deben evitarse dos prejuicios. Primero, asimilar, sin más, el clientelismo al fraude. Segundo, sostener que es una herramienta exclusiva del peronismo. Existe abundante evidencia para concluir que esta práctica fue y es utilizada en la Argentina por distintos gobiernos y partidos políticos. En realidad, clientelismo y fraude pertenecen a la cara sombría de la política. Son recursos solapados e informales que se conocen al dedillo no sólo en el peronismo, sino en el resto de los partidos históricos del sistema.

No corresponde, entonces, rasgarse las vestiduras. Pero es aún menos aceptable hacerse el dormido o minimizar las malas prácticas, como pretende el Gobierno. En rigor, en Tucumán trastabilló la democracia, aun concebida de un modo laxo y amplio. El problema es que el caso no pasa la prueba si se lo confronta, no con un ideal sino con “un conjunto coherente de normas democráticas mínimas”, para usar la expresión del politólogo Andreas Schedler. Tucumán muestra que el sistema político argentino se está degradando. El síntoma se manifiesta en el contenido del debate: la controversia no es ya entre democracia republicana y democracia electoral, sino entre esta última y lo que los científicos políticos denominan “autoritarismo electoral”.

Los rasgos de este modelo fueron explícitos en Tucumán: oferta inabarcable para el votante medio, ingeniería de acople de votos tortuosa y poco trasparente, autoridades sospechadas de parcialidad, utilización de recursos públicos con finalidad política, quema de urnas, intimidación a los votantes, compra de votos, adulteración de documentos públicos. El autoritarismo electoral implica una manera de ejercer el poder estatal; es un modo asimétrico de condicionar desde ese estatus el resultado de una elección. Se trata de una cualidad antes que de una cantidad: manipular un voto es tan dañino para la democracia como manipular miles de votos.

El autoritarismo sueña con la legitimidad electoral sin correr los riesgos de la incertidumbre democrática, sostiene Schedler. Por eso, la posibilidad de que la oposición gane es un criterio relevante para evaluarlo. Adam Przeworsky consideró que la democracia es un sistema en el que los partidos pierden elecciones; el autoritarismo electoral -remata Schedler- es un sistema en el que los partidos de oposición son los únicos que resultan derrotados. Después de Tucumán, el Gobierno debería disipar esta creencia, si quiere que el proceso electoral concluya en paz.

La lenta construcción de la democracia – Mariano Grondona en La Nación

La lenta construcción de la democracia

Por Mariano Grondona | LA NACION 27 de Agosto 2015

Los observadores están recibiendo señales contradictorias del país que nos rodea. En Tucumán, todo parecía derrumbarse en medio de desórdenes y denuncias de fraude. En contraste, los optimistas podían afirmar, con cierta razón, que los argentinos estamos viviendo un proceso en última instancia positivo, con sus idas y venidas: la maduración de la democracia. Una maduración que ha sido accidentada. Los partos son bienvenidos, pero no por eso dejan de doler.

Aun en Tucumán los signos no resultan insalvablemente negativos. De un lado, es cierto, las denuncias contra el fraude pueden desanimar a los impacientes por las dificultades que va encontrando la construcción de la democracia. Del otro, empero, una plaza llena dio respaldo en Tucumán a los impacientes. Tanto en Tucumán como en otras partes el país se promete a sí mismo la democracia, una meta que, pese a ello, tarda en llegar. Nuestro deber es alentarla. No es poca cosa, por lo pronto, que la plenitud de la democracia se encuentre cada día más cerca. Tampoco lo es, por cierto, que ya no le queden rivales en el mundo de los regímenes comparados. La democracia, en suma, parece ser el rostro del porvenir, el único que queda en pie después de una competencia milenaria con otros regímenes que, a lo largo del tiempo, han ido cayendo en el olvido; desde la monarquía absoluta hasta los cónsules. Quizá la única excepción en este recuento podría ser la república. Para Grecia y para Roma, la democracia y la república fueron casi lo mismo: el gobierno de las mayorías. “Demos” en griego, significa “pueblo”, y “kratos”, “poder”. El poder del pueblo, que en la democracia corresponde a la mayoría y no a alguna minoría.

Es difícil y quizá sea pretencioso adivinar el rumbo de la historia. Incluso con esta advertencia, sin embargo, lo primero que nos viene a la mente es la expansión de la democracia. Hay regímenes que son democráticos mientras el resto sólo lo pretende. Lo cual quiere decir que, siempre de algún modo, la democracia prevalecerá. Esta afirmación la refuerza la historia: por todas partes, por diversos caminos, puntea la democracia.

Lo cual es admirable si se piensa que ella expresa una paradoja: que los que quedan arriba vengan de abajo. Es como si el pueblo fuera una legión de seres aéreos que, porque son livianos, pesan más. Esta observación es paradójica. La paradoja es una verdad que parece no serlo porque contradice el sentido común hasta que, ante la sorpresa del observador, muestra su verdad. Grandes escritores como el inglés Chesterton cultivaron el arte de la paradoja. Fue una manera de mostrar que la verdad no es tan sencilla como suponen los matemáticos. Para buscarla hay que practicar el arte de las paradojas. El mundo nos puede sorprender. La verdad se oculta en el pliegue de alguna paradoja.

Por eso una enemiga de la verdad es la pretensión de saberlo todo. No sé, pero aspiro a saber. Sólo Dios lo sabe todo. Ésta es su verdad. En el transcurso de los siglos, los hombres hemos acumulado algunos saberes, algunas verdades. Ésta ha sido, hasta hoy, nuestra verdad.

¿Cuál ha sido la utilidad de nuestra verdad? Nos ha permitido, por lo pronto, sobrevivir hasta hoy, lo cual es mucho. Nos ha permitido, además, progresar. ¿Somos por eso más sabios? Aún no lo sabemos.
Pero empezamos a sospechar que la Creación tiene un sentido. Que en el fondo de la historia campea la racionalidad. Así es nuestro lugar en el universo. Huérfanos de rumbo cierto, esperanzados en la racionalidad. Estamos envueltos en contradicciones. No sabemos casi nada y querríamos saberlo casi todo. Aspiramos a la sabiduría, pero al mismo tiempo le tememos, sin anticipar lo que nos traería. El hombre es como un ciego rodeado por sorprendentes misterios cuya posesión aumentaría aún más sus ansias de saber. Nunca estará satisfecho, y aun así, sigue insistiendo.

Deseamos lo que sabemos que nunca alcanzaremos, y por eso lo deseamos, quizá precisamente porque se nos presenta como un enigma remoto y cercano, tan lejano como las estrellas y tan cercano como nuestros sentimientos más arraigados. El hombre es un misterio para el hombre, cuyo dolor y cuya gloria es ser pese a todo indescifrable.

Ésa es la gran paradoja humana. Tucumán en estos días nos ha recordado otra paradoja, la del optimismo en medio de las dificultades, la de la lenta construcción de la democracia.